jueves , 9 abril 2020

Barras de desayuno, un elemento (casi) indispensable en las cocinas

Cada vez son más las cocinas que en su distribución incluyen una barra de desayunos. Y es que se trata de un elemento realmente funcional, ya que en poco sitio nos permite ubicar una zona extra para comidas de diario.

barras de desayuno

Por muy pequeña que sea nuestra cocina, siempre es posible reservar un área para desayunos, comidas o cenas informales. El único requisito que se debe tener en cuenta a la hora de instalar una barra de desayuno es que no obstaculice el paso. Cumplido este objetivo, existe un sinfín de posibilidades en cuanto altura, formas y medidas, así podemos ver barras pequeñas, para una o dos personas, hasta diseños donde caben seis comensales sin problema.

En cuanto a los materiales, es posible escoger una barra en el mismo material que la encimera de cocina, o bien optar por un elemento que contraste con el conjunto.

TIPOS DE BARRAS SEGÚN SU DISTRIBUCIÓN

Barras en isla

Es una de las opciones que más gustan, pero antes de decantarnos por ella, tenemos que ser conscientes de que es imprescindible contar con una gran superficie. Si ya de por sí, una isla en el centro de la cocina es algo realmente práctico, su funcionalidad es aún mayor cuando existe la posibilidad de añadirle una encimera volada que permita sentarnos cómodamente.

Así, a la capacidad de almacenaje y superficie de trabajo extra que ofrece una isla, se suma una zona para comidas ligeras.

barras de desayuno

En penínsulas

En caso de no tener un espacio muy amplio, si no quieres renunciar a tener una barra de desayunos una opción es colocar una encimera que salga de uno de los muebles. Tendremos así un lugar donde desayunar y comer sin que nos ocupe demasiada superficie.

barras de desayuno

Bajo la ventana

El espacio que queda bajo la ventana es un lugar perfecto para instalar una barra, y es que, además de aprovechar la entrada de luz natural, nos permitirá sacar partido a ese espacio que en muchas ocasiones no se ocupa con muebles para no dificultar el acceso a la misma. Eso sí, en este caso hay que tener en cuenta el sistema de apertura de la ventana; es preferible que sea corredera, ya que si es abatible los comensales pueden golpearse con ella cuando las hojas estén abiertas.

Barra junto a la pared

Otra de las opciones para las cocinas más pequeñas es colocar una barra pegada a una de las paredes. Si bien solo se podrá utilizar uno de los lados, es la solución perfecta para las cocinas estrechas.

Barra para separar ambientes

En las casas en las que el salón y la cocina están unidos –algo cada día más común- la barra de desayuno es la opción perfecta para separar una zona de otra sin crear sensación de agobio.

barras de desayuno

 

Echa un vistazo a

viajes en tren

Pasajeros al tren

Además de un medio de transporte cómodo y práctico, viajar en tren puede ser un …