fbpx

Trepadoras con flor…¿Cuál elegir?

Las trepadoras se han convertido en plantas imprescindibles en cualquier jardín y razones no les faltan. Actúan como pantallas para evitar miradas indiscretas, esconden fachadas o muros poco atractivos, dan sombra o embellecen cenadores y pérgolas, y aíslan acústicamente. Algunas variedades se caracterizan por la belleza de sus flores y, a continuación, te hablamos de las más populares.

Rosal trepador

A diferencia de los rosales comunes, crece muy bien junto a estructuras y soportes. Por lo demás, tienen en común su bella floración primaveral en diferentes colores (rosa, rojo, blanco o amarillo son los más habituales). Eso sí, los rosales son sensibles a las plagas, así que conviene protegerlos adecuadamente.

Glicinia

Su espectacular floración en tonos azules, lilas o blancos la convierten en una de las trepadoras predilectas. Es una planta muy fácil de cultivar, ya que crece bien en cualquier tipo de suelo y tolera bien el sol o la semisombra. Pero, ¡ojo! Controla su crecimiento mediante podas tras la floración ya que es una planta muy invasiva.

Buganvilla

Lo que parecen las flores de la buganvilla son en realidad brácteas de colores intensos que van del fucsia al rojo, pasando por el naranja. Esta trepadora se adapta perfectamente a climas mediterráneos, ya que necesita mucha luz y poco riego, pero es sensible a las heladas.

Falso jazmín

Si buscas una trepadora de hoja perenne, el falso jazmín es la elección ideal. Su follaje verde intenso, y sus aromáticas flores blancas con forma de estrella, te encantarán. No es exigente en cuanto al tipo de suelo, pero sí prefiere estar a pleno sol, aunque tolera la semisombra. Al principio es de crecimiento lento, pero después se acelera.

Jazmín común

Gracias a sus fragantes flores llenará tu jardín de un aroma espectacular. También necesita estar a pleno sol y no requiere demasiada agua, pero a diferencia del anterior, conviene protegerlo de las heladas.

Pasionaria o Flor de la Pasión

Lo más espectacular de esta trepadora son sus exóticas flores rosas, moradas o blancas, que recuerdan a las de los trópicos; así como sus originales frutos, que además son comestibles. Es de rápido crecimiento, le gusta estar a pleno sol y tener el sustrato siempre húmedo, aunque no soporta las heladas.

Madreselva

Es la trepadora perfecta si necesitas una planta de rápido crecimiento ubicada a pleno sol, o incluso semisombra. Sus flores, grandes y perfumadas, se desarrollarán mejor si la riegas con frecuencia. El problema es que es bastante invasiva, así que tendrás que podarla con regularidad.

Dipladema

Es otra trepadora de rápido crecimiento y dueña de una hermosa floración. Sus flores pueden ser rosas, rojas o blancas, y se caracterizan por su aroma. Búscale una ubicación soleada y riégala abundantemente en verano, pero eso sí, no es apta para jardines pequeños ya que sus raíces necesitan suficiente espacio para desarrollarse.

Más información en www.viverossanchez.com y www.grupototalia.es

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

 

 

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

Abetos de Navidad: consejos para cuidarlos

Se han convertido en un elemento imprescindible durante las fiestas navideñas, pero su elección plantea …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias