viernes , 20 septiembre 2019
Home / Lifestyle / Decoración / Vida al aire libre

Vida al aire libre

Si las bicicletas son para el verano, las terrazas y patios son para la primavera. Ha llegado un año más, los días se alargan, el cielo es de un azul precioso y el sol calienta pero sin molestar demasiado. Es el momento de recuperar el espacio exterior de nuestra casa. ¿Cómo podemos sacarle partido a una terraza, balcón o patio?

Lo primero es pensar qué queremos hacer en el exterior: compartir una comida o cena con la familia, o mejor incluso cocinarla fuera; una charla con amigos sentados en un sofá viendo el atardecer; si aprieta el sol tumbarnos y empezar a coger color en la piel y terminar dándonos una ducha al exterior… A cuál más apetecible, ¿verdad? Las opciones son muchas y sobre todo pueden ser más de una según el espacio.

Ahora bien, debemos pensar también en cómo queremos zonificar el espacio, el tipo de mueble que queremos colocar y la decoración, que al final hace que el espacio sea más acogedor.

A la hora de zonificar podemos pensar en el cerramiento de alguna zona en concreto. Hoy en día existen sistemas como las pérgolas bioclimáticas orientables o retráctiles para aumentar el confort en el exterior pudiendo alargar el periodo de uso durante prácticamente todo el año. Podemos equiparlas con toldos hidrófugos que permiten estar bajo la lluvia y también se pueden cerrar los laterales con cortinas de vidrio aislante para hacer pabellones cerrados, esto nos posibilita climatizar el interior para los meses de más frío.

Para elegir el mobiliario tenemos que tener en cuenta varios factores: lo protegido que esté, la orientación de la terraza y el mantenimiento que queremos dedicarle. Por ejemplo, las estructuras metálicas son resistentes y en concreto el aluminio aporta ligereza y muy bajo mantenimiento.

Las maderas tropicales como la teca son otra buena elección aunque necesita un mantenimiento todos los años. Los tejidos y rellenos de asientos y cojines tienen que ser aptos para intemperie para garantizar su durabilidad.

Si lo que queremos es protegernos del sol, delimitando también un espacio, contamos con parasoles y toldos que nos aporten esa zona de sombra en los momentos adecuados.

Y por último no podemos olvidarnos de la decoración. Los textiles nos aportan color, algo de iluminación para disfrutar cuando el sol se pone y por supuesto las plantas que nos dan el color, la textura, frescor y humedad que tanto nos gusta disfrutar en esta época del año, aunque esto merece un capítulo aparte…

Más información en www.quadratura.es

Echa un vistazo a

El próximo curso, ¡estrena cocina!

Sí, lo sabemos, el verano acaba de empezar y muchos solo estaréis pensando en las …