miércoles , 21 agosto 2019
Home / Moda / Vestido abotonado vs. vestido camisero: el duelo fashion más reñido

Vestido abotonado vs. vestido camisero: el duelo fashion más reñido

La prenda estrella de la temporada divide a las influencers gracias a sus dos deseadas versiones.

El verano ha llegado y con él, el calor. Las temperaturas no darán tregua y, como es de esperar, las prendas de la temporada saldrán a la calle dejando atrás el pudor. Shorts, camisetas de tirantes, faldas y.., cómo no, los deseados vestidos que además de ser fresquitos, añaden un extra de comodidad a nuestro día a día.

El abanico de vestidos es absolutamente interminable: bohemios, largos, mini dress, románticos… Da igual cual sea tu personalidad, los vestidos de verano están en los roperos de cualquier fashionista que se precie y llenan los escaparates de todas las tiendas.

No obstante, y como es habitual, la tendencia marca determinadas pautas y, en este 2019, esta prenda imprescindible tiene dos versiones que están causando furor: el vestido camisero, la gran revelación del verano, y el vestido abotonado, auténtico rey del pasado verano que ha decidido quedarse una temporada más. Pero, ¿qué diferencia existen entre ellos?

En primer lugar, hay que aclarar que, en ambos casos, estamos hablando del eterno vestido midi, de manera que, tanto el camisero como el abotonado, comparten el largo de su falda, yendo desde debajo de la rodilla hasta el tobillo. Sin embargo y, aunque la primera versión tenga también botones en muchas ocasiones, se trata de dos piezas muy diferentes.

El vestido camisero ha llegado esta temporada pisando con mucha fuerza gracias a sus mil y una versiones. Uno de los más exitosos es el clásico ‘cargo dress’ emulando a la afamada chaqueta sahariana, emblema de Yves Saint Laurent, tras el llegan todos los demás: el estilo ‘babydoll’, cuyo fuerte es el cuello, el de estampado de pañuelo, que ha enamorado incluso a la Reina Letizia, o el clásico de manga corta con cinturón. No hay excusa para hacerte con uno de ellos.

Por su parte, el vestido abotonado, aunque es más parco en silueta ya que se trata de un diseño recto con cuerpo emulando un semiacorsetado y de tirante ancho, juega con el print y el tipo de tejido. Si en el pasado verano la versión de rayas fue un auténtico imprescindible, en este 2019 los colores lisos son los protagonistas de una variante cuyo rey es el que está confeccionado en lino.

Vestido lino palmeras. Zara

En muchas pequeñas tiendas de tu ciudad, o en otras grandes como Zara o Mango podrás hacerte con cualquiera de estas dos tendencias.

Echa un vistazo a

Bolso de rafia, artesanía al hombro

Este verano el clásico capazo se reinventa y se convierte en el auténtico rey de …