fbpx

Tendencias en bodas 2022

Si 2022 es el año en el que daréis el “Sí, quiero”, no te puedes perder las tendencias que vienen pisando fuerte en bodas y celebraciones.

Se lleva la naturalidad

El protocolo nupcial se relaja y deja paso a celebraciones más informales, espontáneas y divertidas. Esto se hace extensivo a las invitaciones de boda, a la decoración (en la que reinan los elementos campestres y los materiales naturales como el yute, el mimbre, el bambú, el ratán) y a los looks nupciales, en los que se apostará por estilismos más casual y relajados.

Bodas más tecnológicas

La tecnología ha llegado para quedarse, y eso se refleja en que cada vez más parejas eligen hacer retransmisiones en streaming, poner códigos QR personalizados en las invitaciones, menú, seating plan…e incluso crear una web para para comunicar información del gran día y confirmar la asistencia.

Sostenibilidad y solidaridad

Desde los adornos florales, hasta el destino elegido para la luna de miel, tendrán la sostenibilidad como premisa. Se elegirán proveedores locales, para los looks nupciales se apostará por diseños éticos y sostenibles elaborados a partir de tejidos orgánicos, reciclados y biodegradables; y en el menú de boda no podrán faltar los productos locales y de esencia eco-friendly.

¿Y los regalos de boda? Se llevan los regalos solidarios y los productos artesanales, sostenibles o locales.

Personalización al máximo

Las tradiciones dejarán paso a los gustos y toques personales de la pareja en aspectos tan variados como la papelería nupcial, el menú, el baile o los recuerdos para los invitados.

Más información en www.locelebramos.com

 

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

5 tips para poner a punto tu terraza o jardín

Si tienes la suerte de contar en tu casa con un espacio exterior, es el …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias