viernes , 20 septiembre 2019
Home / Salud y Belleza / Síndrome postvacacional, las nuevas técnicas de “coaching” nos ayudan a sobrellevarlo

Síndrome postvacacional, las nuevas técnicas de “coaching” nos ayudan a sobrellevarlo

Con estas sencillas herramientas, volver a la rutina puede ser mucho más llevadero. 

Es una de las sensaciones más temidas cuando se termina el periodo estival. Tras haber disfrutado de unas felices vacaciones, llenas de experiencias nuevas y felices momentos de relax, llega el momento de retomar las actividades cotidianas que llenan nuestro día a día durante el resto del año: el trabajo, el colegio…, en definitiva las duras obligaciones propias de la rutina cotidiana. Este regreso a la actividad frenética tras disfrutar de la ‘buena vida’ ajenos a las responsabilidades, genera un choque interior conocido como el síndrome postvacacional. Sin embargo, y como aseguran los expertos, el paso del descanso al trabajo no es el único hecho que puede provocarlo. Entonces… ¿Qué es exactamente? Como apuntan los especialistas de Sanitas, se trata de un trastorno adaptativo que se sufre cuando, al final de un periodo de descanso más extenso de lo habitual, el individuo que lo padece no se ve capaz de responder a las demandas que requiere el regreso a la vida laboral. Un mal, que según señalan los últimos datos, padecen un 30% de trabajadores.

El aspecto más relevante a tener en cuenta para tratar de paliar los síntomas de este mal ,es, como asegura la OMS, el hecho de que el problema llega debido a la mala adaptación que el sujeto posee a la vida cotidiana y la actividad. Por este motivo no ha sido aún reconocido como una enfermedad. Es muy importante, por tanto, prestar atención a los síntomas que revelan que estamos sufriendo el temido trastorno. Apatía, ansiedad, falta de energía, sensación de incapacidad o un bajo estado de ánimo son algunos de los signos que pueden indicar que estamos sufriendo este trastorno.

Al no ser considerado como una enfermedad en sí, y no contar con un tratamiento médico determinado, las nuevas técnicas del ‘coaching’ o el PNL se han convertido en una alternativa eficaz para solventar los incómodos signos de la vuelta de vacaciones. Los expertos de Coaching Emotions y Crearte Coaching nos señalan diferentes herramientas para vencer este trastorno. Unas alternativas que hemos recopilado en este repaso.

Pensamientos positivos

Aunque parezca una obviedad, analizar los aspectos que generalmente nos gustan de nuestra rutina, así como ver lo bueno que aporta la vuelta al trabajo puede ser de gran ayuda. Para muchos, el mes de septiembre marca el comienzo de nuestro nuevo año. Ayudarse dándonos algún capricho como una agenda nueva, o renovar el material de trabajo puede servir de incentivo. En ocasiones, además, las vacaciones no son tan idílicas como cuando las dibujamos en nuestra mente.

Adelantar el regreso

Realizar un cambio abrupto del descanso a la actividad (de 0 a 100 en un día) suele ser el motivo de mayor peso para que cualquier persona caiga en los síntomas de este tipo de estrés. Se aconseja por tanto realizar un paso escalonado del asueto al trabajo.

Madrugones escalonados

Comenzar poniendo el despertador y continuar adelantando la hora del mismo varios minutos los últimos días de nuestras vacaciones, puede ser una eficaz alternativa para no caer en el bloqueo que nos produce volver a escuchar su sonido a la hora de siempre tras volver de nuestro periodo de asueto.

Objetivos motivadores

Aportar a nuestro regreso al menos un nuevo objetivo, que nos estimule positivamente, puede ser un gran incentivo para evitar pensar en el pasado. Apuntarnos a clases para realizar un deporte o inscribirnos en un curso que apoye nuestro hobby favorito (fotografía, costura, cocina…) puede aportar un original reseteo a nuestro tedioso regreso.

Echa un vistazo a

Consejos para lucir un pelo sano después del verano

Puede que, tras el paso del verano, tu pelo esté pidiendo a gritos una recuperación …