fbpx

Ría de Arousa, viaje de verano huyendo del calor

“Galicia emociona como un dulcísimo llanto”. Así definía Galicia el dramaturgo argentino Roberto Arlt y no es para menos. Galicia ofrece paisajes de infarto, que combinan la naturaleza más asombrosa con la arquitectura popular más particular, y animadas ciudades que suponen un desahogo veraniego para el turista castellano.

Aunque toda Galicia cabría en esa descripción, las Rías Baixas, desde Baiona hasta Finisterra, se componen de numerosas costas rocosas, acantilados y puertos que merecen una mención especial. En el día de hoy nos detenemos en una de las Rías Baixas, la de Arousa.

Siendo la más extensa de las Rías Baixas, la Ría de Arousa se caracteriza por sus playas y su destacada gastronomía, especialmente su delicioso marisco y el vino albariño D.O. Rías Baixas. Algunos de los municipios que merecen la pena una visita son Cambados, O Grove y Vilagarcía de Arousa.

Cambados

Se trata de un pueblo de pescadores con un conjunto histórico-artístico monumental, compuesto por plazas y cruceros declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Destacan sus numerosas casas señoriales, sus pazos y un alucinante cementerio. En cuanto a las casas, Casa dos Fraga es uno de los principales atractivos de Cambados. Una majestuosa vivienda de finales del siglo XIX emplazada en el claustro del antiguo convento de San Francisco que actualmente funciona como biblioteca municipal.

También merece la pena una visita la Casa Fariña, una de las construcciones más importantes de la localidad. De entre los pazos, uno no debe perderse la visita al Pazo de Fefiñáns, el Pazo Torrado o el Pazo de Bazán. Un pazo es un tipo de casa señorial y solariega gallega que alcanzó su máxima importancia entre los siglos XVII a XIX cuando pertenecían a reyes y nobles, de ahí su importancia patrimonial en nuestros días.

Pazo de Fefiñans

 

Para terminar con el recorrido arquitectónico de Cambados, merece la pena el paseo hasta las ruinas de la iglesia de Santa Mariña de Dozo donde se ubica su antiguo cementerio.

Como ya veníamos adelantando, las Rías Baixas son la cuna del albariño, pero es que además, los amantes del vino no pueden perderse la Fiesta del Albariño de Cambados, de Interés Turístico Internacional, que se celebra hacia últimos del mes de julio y primeros del mes de agosto. Esta festividad aglutina a lo largo de cinco días degustaciones del afamado vino, conciertos y verbenas, y actividades para los más pequeños.

O Grove

O Grove cuenta con una inmensidad de playas de arena de una excepcional calidad. La más popular es la Playa de la Lanzada, que es el punto de unión entre la Península en la que se encuentra O Grove y el resto de la provincia de Pontevedra. Esta playa cuenta con bandera azul y cerca de dos kilómetros y medio de longitud en la que tienen cabida tanto los bañistas como los más aventureros que practiquen deportes como el windsurf. Otras playas de ensueño del llamado “Caribe gallego” son la de Reboredo o la de Area das Pipas.

Para aquellos que necesitan algo más que mar y arena, O Grove ofrece también una gran diversidad de espacios naturales que dejan al viajero boquiabierto. El más popular es la Isla da Toxa, uno de los puntos más visitados de la Ría. Este enclave cuenta con una gran concentración de balnearios de lujo en los que poder disfrutar de un relajante baño mineromedicinal con masaje.

Isla da Toxa

 

Además del esparcimiento termal, el viajero no debe perderse la Capilla de San Caralimpio o de las Conchas, la tienda-museo de la famosa marca de jabones La Toja o la Aldea de los Grobits, un parque inspirado en los famosos hobbits de El Señor de los Anillos.

Capilla de las Conchas

 

Villagarcía de Arousa

Terminamos nuestro tour por las Rías Baixas en Vilagarcía de Arousa, la mayor de las tres poblaciones visitadas. En este caso, destaca nuevamente el patrimonio histórico de la localidad con paradas imprescindibles en sus iglesias, conventos y casas señoriales. Entre toda esta monumentalidad, el turista no puede perderse el Pazo de Rubiáns, cuyos jardines cuentan con el título de Excelencia Internacional. Estos jardines son destacados por su secuoya de 42 metros de altura y sus camelias, junto a otras especies como los fresnos, los cedros o los magnolios. Tanto el pazo como los jardines pueden ser visitados, junto a un guía oficial, finalizando esta visita en una bodega en la que degustar un albariño acompañado por empanada de zamburiñas o queso del lugar.

Sin embargo, nuestra recomendación en Vilagarcía de Arousa se centra en la visita a Isla de Cortegada, una pequeña isla de 54 hectáreas a la que apenas llegan los turistas. Esta ínsula aun perteneciendo al Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, no cuenta con la popularidad de sus hermanas, las Islas Cíes o las Ons. En ella, siempre es recomendable visitar la ermita de la Virgen de los Milagros, su hospitalillo, las viviendas de los colonos, los hórreos comunitarios, las cuadras para los animales y la mina de agua. Además, la isla cuenta con un impresionante bosque en el que merece la pena desconectar el móvil y perderse entre su frondosidad.

Islas Cíes

 

Este artículo ha sido elaborado por el alumnado del Ciclo Formativo de Grado Superior en Agencias de Viajes y Gestión de Eventos del Centro Integrado de Formación Profesional de Guadalajara (cifpguadalajara.es), con la supervisión de su profesor, como una más de sus actividades formativas.
Desde Urban Style queremos apoyar a los alumnos de Guadalajara cediendo este espacio.

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

 

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

El exotismo de Sri Lanka

En esta cautivadora isla cultura y naturaleza se fusionan magistralmente para sorprender al visitante y …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias