fbpx

Quiero un huerto, ¿por dónde empiezo?

Si te quieres iniciar en el mundo de la horticultura pero no sabes por dónde empezar, toma nota de estos consejos y ponte manos a la obra.

1-ELIGE BIEN EL ESPACIO

Para que tu huerto se desarrolle correctamente, necesitas un lugar al aire libre que reciba unas 5 o 6 horas de sol diarias y esté protegido del viento. Si no tienes un jardín donde plantar directamente sobre el terreno, una terraza servirá perfectamente ya que hoy en día existe una gran variedad de soportes para cultivar, desde contenedores en el suelo hasta huertos de mesa o incluso huertos verticales.

2- PREPARA LA TIERRA

Este paso es especialmente importante si vas a cultivar en el jardín. Empieza limpiando el terreno con un rastrillo para retirar las malas hierbas. Espera unas dos semanas para que broten las semillas de malas hierbas que puedan quedar, y por último enriquece el terreno con compost o abono orgánico.

3- DISTRIBUYE LOS CULTIVOS CORRECTAMENTE

No caigas en el error de plantar de forma desordenada, sino que es mejor agrupar las plantas con cierto criterio. Por ejemplo, agrupa en la misma zona las plantas con necesidades de riego similares, como las verduras de hoja o los bulbos (pimientos, calabacines, berenjenas, cebollas, ajos, etc.)

Es muy importante mantener la distancia adecuada entre las plantas, lo que dependerá de las diferentes especies. Comienza haciendo caballones o montañas de tierra separadas por surcos y coloca las plantas en la parte superior del surco.

También es recomendable programar los cultivos para que la recolecta sea escalonada. De esta forma no tendrás que cosechar todo a la vez.

4- ESCOGE LAS PLANTAS ADECUADAS

Hay hortalizas y verduras que son más fáciles de cultivar y otras que se te pueden resistir. Por eso, al principio es conveniente optar por las más asequibles. Algunos cultivos sencillos son las hierbas aromáticas o las verduras de hoja como las lechugas.

5- PLANIFICA EL RIEGO

Es aconsejable contar con una toma de agua cerca del huerto. Si instalas un sistema de riego por goteo te librará de la tarea de regar a diario tus verduras y hortalizas.

Remueve la tierra de vez en cuando para romper la capa dura superficial de forma que el agua penetre mejor en el terreno y el suelo esté más aireado. También es importante quitar las malas hierbas y la maleza que aparezca entre las plantas.

6- ¿Y LAS PLAGAS?

Presta atención a la aparición de posibles plagas e insectos dañinos. Una buena idea es incluir plantas amigas de los huertos, capaces de atraer a insectos beneficiosos como las abejas, grandes polinizadoras; y las mariquitas, depredadoras de los pulgones.

Más información en www.viverossanchez.com y www.grupototalia.es

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

Los beneficios de las plantas purificadoras

Las plantas purificadoras, gracias a sus mecanismos vegetales, logran metabolizar sustancias tan peligrosas a la larga …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias