viernes , 26 abril 2019
Home / Salud y Belleza / Quien la sigue la consigue

Quien la sigue la consigue

¿Qué nos impide lograr nuestros objetivos? ¿Por qué muchas veces por más que la razón o el deseo nos guie a hacer algo lo abandonamos y nos sentimos frustrados y con una percepción de nosotros mismos desmejorada? ¿Qué hacemos mal?

Para empezar es importante que identifiquemos la energía principal que necesitamos para lograrlos. Esa energía es como la gasolina que nos empuja a actuar y no es otra que la motivación propia, la que procede de nosotros mismos. ¿Cuántas veces nos movemos a través de motivaciones externas, o motivaciones que no son nuestras?. Pensemos en las veces que a un niño para que estudie se le dice “si haces esto, te doy lo otro”, ¿a quién pertenece dicha motivación? Cuándo las motivaciones son externas, con el tiempo irán decayendo, irán perdiendo poder y dejarán de tener sentido, o en mayor o menor medida, dejarán de hacernos felices y acabaremos pensando ¿es realmente lo que yo quiero?

Ahora que ya tenemos la gasolina necesaria vamos a generar un plan de acción. Para ello:

• Pon tus objetivos por escrito ya que esto forma parte del proceso mental de comprometerse a cumplirlo. El establecimiento formal de objetivos aumenta el nivel de ejecución en relación con otras situaciones donde no se ofrecen objetivos claros.

• Revisa que el objetivo sea realista y las expectativas razonables, es decir, que se pueda lograr. Gran parte del fracaso y la frustración viene derivada de expectativas desmesuradas y que incluyen un gasto de energía poco soportable en el tiempo.

• Fragméntalo, divídelo en objetivos parciales ya que el hecho de ir alcanzando frecuentemente pequeños objetivos es algo digno de celebrar. Date premios, esto te trasmitirá confianza y seguridad en ti mismo y aumentará tu motivación de logro. No te olvides apuntarlos, de esta manera si hay algún resbalón tendrás más claro el camino de regreso. Perdónate y organiza un plan para volver donde estabas. No pasa nada. ¿Qué pasa si hay un resbalón tras otro? Revisa la calidad del compromiso, tu motivación y las expectativas puestas en ello, al tenerlo todo escrito lo verás más claro.

• Mantén una actitud positiva. Imagínate y sueña cumpliendo tu objetivo y trátate bien en el camino. A veces creemos que para conseguir algo hay que soportar primero un calvario. Si es así, date tiempo, desmenúzalo en más partes. Hay diferencias entre deseo algo y tengo que. Algo que deseas lograr tiene que ser apreciable por ti. Tienes que poder andar sobre ello sin quemarte, porque un esfuerzo también puede ser agradable si creemos en él.

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto”. Henry Ford.

Elena Andrés Sanz
Psicóloga Sanitaria
en Guadalajara

Echa un vistazo a

Manicura francesa, un clásico que se renueva

Frente a la tendencia hipercolorista y las uñas fantasía de otras temporadas, te sorprenderá lo …