fbpx
martes , 28 junio 2022

¿Qué es la fotofobia y cómo tratarla?

Se acerca el verano y esto trae consigo mayor exposición a la luz solar. Además de que hay más horas de sol, también pasamos más tiempo al aire libre realizando diferentes actividades. Esto puede hacer que en determinados momentos nos moleste la luz. Probablemente, esa situación de sensibilidad a la luz solar, llevada al extremo, se llame fotofobia.

¿Qué es la fotofobia?

Se trata de un síntoma que no tiene por qué estar asociado a ninguna enfermedad ocular, sino que es un trastorno caracterizado por una extrema sensibilidad a la luz. De esta manera, el paciente siente una gran molestia en sus ojos cuando se encuentra en un ambiente con una iluminación excesiva.

 

¿Cuáles son los síntomas de la fotofobia?

Son muy diversos los síntomas asociados que pueden presentar las personas que padezcan este problema, como por ejemplo dolores de cabeza, migrañas, fatiga visual o parpadeo en exceso. También pueden ser visibles una cierta irritación persistente, visión borrosa y necesidad de entrecerrar los ojos de manera continua, incluso tener sensación de mareo y náuseas.

síntomas de la fotofobia

¿Cómo evitar o reducir la fotofobia?

  • Lo primero de todo, si notamos que la luz tanto natural como artificial causa molestias en nuestra visión, es fundamental acudir a un profesional óptico-optometrista para confirmar o descartar otras causas.
  • Usa sombreros o gorras al aire libre, al igual que gafas de sol polarizadas homologadas, imprescindibles aunque no haga demasiado sol.
  • Hay que controlar la iluminación interior también. Utiliza atenuadores o reemplaza bombillas LED frías por cálidas, por ejemplo.
  • Reduce el brillo de las pantallas de los dispositivos digitales, para que no den lugar a deslumbramientos o destellos.
  • La vitamina B12 puede ayudar a paliar las molestias de fotofobia y la sensibilidad a la luz. Los alimentos con mayor fuente de esta vitamina son el marisco, el hígado de cordero, vaca o ternera, la yema de huevo y productos lácteos.

Más información en www.anferoptica.com

 

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

Echa un vistazo a

Cuándo hacer una revisión de la visión infantil

En realidad, nunca es “demasiado pronto” para hacer un examen visual. Al principio serán revisiones sencillas y objetivas, en las que primarán los hallazgos del especialista, y después serán cada vez más completas conforme el niño sea más mayor y pueda colaborar subjetivamente en la exploración.