viernes , 19 julio 2019
Home / Salud y Belleza / Prepara tu piel para el verano

Prepara tu piel para el verano

Con la llegada del verano todas queremos lucir una piel bonita, sin granos, tersa e hidratada y, cómo no, bronceada. Pero tener una piel, así, saludable, no ocurre por arte de magia. Requiere de unos cuidados previos y básicos que nos ayuden a preparar nuestra piel antes de la exposición solar. En Urban Style te damos unos trucos sencillos para que despojarte de la ropa no sea ningún drama.

LIMPIEZA A FONDO Y EXFOLIACIÓN

Este paso es imprescindible si queremos poner a punto nuestra piel, ya que nos ayudará a eliminar las impurezas y células muertas acumuladas a lo largo del invierno, renovando nuestra epidermis y favoreciendo el bronceado. Pero gracias a la exfoliación no solo conseguiremos una piel más lisa y uniforme, sino que nuestros poros estarán limpios y, por tanto, los tratamientos o cremas que apliquemos después tendrán mucho más efecto.

CAMBIO DE NECESER

Al igual que cuando finaliza el invierno y empieza el verano cambiamos nuestro armario, con la llegada del calor deberíamos modificar nuestra rutina de belleza. Así, la limpieza y exfoliación deberían ser más habituales debido a las altas temperaturas y el sudor. Por otro lado, si con el sudor aumenta nuestra tendencia acneica o aparecen granitos en nuestra piel, deberíamos utilizar productos libres de aceites en protectores solares y cremas hidratantes. Si por el contrario nuestra piel es seca y con el sol y el calor tienden a deshidratarse todavía más, deberíamos tratarla con bálsamos, cremas y sérums, sobre todo, después de la exposición solar.

NUTRICIÓN E HIDRATACIÓN

Los rayos UV son uno de los factores que más favorecen el envejecimiento cutáneo. Por eso, además de proteger la piel del sol, también debemos nutrirla con ingredientes que favorezcan la elasticidad y la creación de colágeno. El ácido hialurónico o la vitaminca C, por ejemplo, son dos buenos aliados para combatir los signos de envejecimiento provocados por el sol.

Por otro lado, para mantener la piel tersa y brillante también es indispensable una buena hidratación, especialmente después de haber tomado el sol. Fundamentalmente en los primeros días de sol, en los que la piel está más sensible y se irrita con más facilidad, conviene utilizar cremas con elementos calmantes y regenerantes, como la leche de almendras, el aloe vera o el aceite de rosa Mosqueta.

PROTECCIÓN SOLAR

Una vez que hemos preparado la piel para la exposición solar, no podemos olvidarnos de la protección solar. Los rayos UV, además de ser los principales causantes del cáncer de piel, también provocan problemas como la aparición de manchas o el envejecimiento prematuro. Hay que tener en cuenta que la protección solar no la debemos aplicar solo cuando vamos a exponernos de manera directa al sol, sino que debería formar parte de nuestra rutina diaria aplicar crema solar en el rostro y en todas las zonas que queden al descubierto.

UNA ALIMENTACIÓN CUIDADA

La alimentación también es fundamental para preparar nuestra piel para la exposición prolongada al sol. Además de mantener una dieta sana y equilibrada, en esta época conviene aumentar la ingesta de frutas y verduras ricas en antioxidantes –que contengan betacarotenos y vitamina C–, como las fresas, kiwis y melón, o las zanahorias, el brócoli y los tomates.

Echa un vistazo a

¿Buscas las gafas de sol perfectas?

Antes de decidirte deberías tomar nota de estas recomendaciones. Estar a la última no debería …