fbpx

Los niños necesitan gafas de sol, pero no cualquiera

Al igual que los adultos, los niños también necesitan gafas de sol. Y más si tenemos en cuenta que sus ojos en desarrollo tardan mucho en filtrar la radiación ultravioleta del sol. Además, suelen pasar más tiempo al aire libre, por lo que proteger su salud visual es esencial.

¿Qué daños produce el sol?

Los ojos de los niños pueden sufrir quemaduras solares, que provocan enrojecimiento, dolor, sensación de arenilla y, a veces, pérdida temporal de visión.

Una exposición prolongada a los rayos UV puede dañar la conjuntiva (una fina membrana que se recubre la parte anterior del ojo) y producir tumores en la parte blanca del ojo o en la córnea.

Además, la exposición a los rayos UV puede provocar problemas de visión en el futuro, como la aparición precoz de cataratas o incrementar el riesgo de degeneración macular avanzada en etapas posteriores de la vida.

La piel de los párpados es muy fina y delicada, y es una zona en la que no se aplica protector solar. Por tanto, utilizar gafas de sol también ayuda a minimizar el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Para evitar lesiones en los más pequeños, la principal recomendación es evitar la exposición solar directa y las horas de mayor intensidad de la luz solar (entre las 12 y las 16 horas) y protegerles con gorros, viseras y gafas de sol con los filtros adecuados.

No vale cualquier gafa de sol

Sabiendo todo esto, conviene elegir con cuidado las gafas de sol para los más pequeños y adquirirlas siempre en una óptica. La razón es que las gafas de sol de juguete o de fantasía, que no están homologadas, provocan la dilatación de sus pupilas, dejando pasar aún más radiación solar dañina que si no llevaran gafas.

Es recomendable acudir a establecimientos especializados, las ópticas, donde nos ayudarán a escoger las gafas que mejor se adapten al niño. Tienen que ser del tamaño adecuado, realizadas con materiales resistentes y a la vez flexibles (TR90 o nylon), ligeros y seguros.  Asimismo, deben llevar filtros adecuados (categoría 3) para bloquear la mayor parte de la radiación solar. Y por último, hay que fijarse en la etiqueta, donde debe aparecer el símbolo CE que indica que se ajustan a la normativa europea.

Más información en www.anferoptica.com

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

 

 

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

No dejes que tus ojos sufran en primavera

El polen, los ácaros en el ambiente, las primeras salidas al aire libre… la primavera …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias