jueves , 20 febrero 2020

Lentillas: todo lo que debes saber para que no dañen tus ojos

Cerca de tres millones de españoles utilizan lentes de contacto de forma habitual, lo que significa el 8% de la población entre 12 y 65 años. Y es que las ventajas que ofrecen las lentillas frente a las gafas –mayor campo de visión, mayor libertad de movimiento, menos reflejos, el hecho de que no se empañen…- hacen que las lentes de contacto ganen cada días más adeptos.

Si bien, dado su uso común, a día de hoy las lentes de contacto se pueden adquirir en establecimientos como parafarmacias e internet, el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España advierte que las lentes de contacto deben ser suministradas bajo la supervisión de un óptico-optometrista, profesional sanitario cualificado para su adaptación y prescripción.

lentes de contacto

Y es que se trata de productos sanitarios que necesitan un control y deben ser adaptados a cada persona: “Cada vez que un óptico-optometrista ve tus ojos, está realizando un chequeo de salud para detectar deficiencias y necesidades de tu sistema visual, algo que otros establecimientos no te pueden ofrecer”, asegura el decano del CNOO de España, Juan Carlos Martínez Moral.

Además, desde la entidad colegial nos recomiendan extremar la higiene de estos productos sanitarios para reducir la posibilidad de infecciones en los ojos, como la queratitis microbiana, y prevenir síntomas como la visión borrosa, enrojecimiento, dolor, lagrimeo o mayor sensibilidad a la luz, entre otros: “Las lentes de contacto no provocan infecciones por sí mismas, pero un mal cuidado o una incorrecta limpieza podría causarlas”, recalca Martínez Moral, quien añade que, “un uso inadecuado provocará de inicio sintomatología de incomodidad, incluso una disminución de la calidad visual, un riesgo que también aparece por el empleo de agua del grifo para el aclarado”.

El problema que plantea la mala utilización de las lentes de contacto suele afectar con mayor incidencia a los más jóvenes, ya que más de un tercio de la población entre 18 y 35 años utiliza lentes de contacto.

lentes de contacto

Consejos para que las lentes de contacto tengan las mejores prestaciones y para evitar infecciones:

 

• Manipula las lentes de contacto siempre con las manos limpias para evitar ensuciarlas.

• Mantén el estuche de lentes de contacto limpio y cambia diariamente la solución desinfectante recomendada por tu óptico-optometrista.

• Intenta no dormir con ellas puestas (salvo con las específicamente indicadas para ello), ya que esto puede hacer que el ojo se reseque y provocar complicaciones.

• Evita que el maquillaje entre en el ojo y perjudique a la lente de contacto.

• Si las lentes de contacto te parecen incómodas, no las manipules con las manos sucias y asegúrate de que te las has puesto correctamente.

• Está contraindicado el uso de lentes de contacto caducadas, por lo que revisa bien el envase.

• No compartas tus lentes de contacto con nadie para evitar la transmisión de infecciones.

• No uses nunca saliva, remedios caseros o agua del grifo como sustitutivos del líquido específico de las lentes de contacto.

lentes de contacto

Echa un vistazo a

alimentación saludable

¿Quieres llevar una alimentación saludable?

Tras los excesos de las fiestas, llega el momento de ponerse manos a la obra …