fbpx

La gingivitis gestacional

Aproximadamente un 75% de mujeres embarazadas presenta gingivitis gestacional, una enfermedad periodontal que conlleva inflamación y sangrado de las encías. La gingivitis puede remitirse con unos buenos hábitos de higiene buco dentales.

Durante el embarazo, la mujer experimenta trastornos hormonales y la gingivitis gestacional se produce debido a un aumento de la progesterona y una disminución de estrógenos. La progesterona puede contribuir a aumentar el flujo sanguíneo a los tejidos de las encías, provocando que estén más sensibles, hinchadas y sangren con facilidad. En cambio, los estrógenos favorecen el crecimiento de algunas bacterias que provocan la gingivitis y pueden hacer que el tejido gingival esté más sensible.

Esta afección puede aparecer en cualquier momento entre el segundo y el octavo mes de embarazo, aunque suele ser más intensa durante el segundo trimestre.

¿Es un factor de riesgo la gingivitis gestacional?

Si es tratada en cuanto aparecen los primeros síntomas, no supone ningún riesgo para la madre ni para el feto. Sin embargo, si no se trata a tiempo la gingivitis gestacional pueden llegar a presentarse importantes factores de riesgo con graves consecuencias, que pueden afectar al feto. Uno de los factores de riesgo es el que la madre desarrolle una periodontitis.

Es muy importante evitar estos factores de riesgo y llegar a feliz término con el embarazo, aumentando y manteniendo una correcta higiene bucal y visitar frecuentemente al dentista para evitar la inflamación de las encías.

Encuentra más información en Fuentes Quintana.

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

Cómo tener unos buenos hábitos de higiene bucal en Navidad

La salud oral está estrechamente relacionada con la salud general, especialmente durante época de Navidad …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias