domingo , 19 septiembre 2021

Infusiones frías para refrescarte y deshincharte

Ante la llegada del calor necesitamos mantener nuestro organismo más hidratado. Las altas temperaturas obligan al cuerpo a hacer un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura corporal normal. La manera que tiene el cuerpo de equilibrar su temperatura cuando tiene mucho calor es la transpiración. El problema es que, si la hidratación no es la adecuada, el cuerpo puede tener problemas para producir sudor y, por lo tanto, la regulación térmica puede fallar.

Beber abundante líquido es la mejor forma de prevenir estos problemas. Si bien lo más recomendable es beber agua, existen otras alternativas, también saludables, que nos pueden ayudar a mantenernos hidratados. Es el caso de las infusiones frías, con cero calorías y muchas propiedades beneficiosas. Y es que con las infusiones heladas no sólo nos refrescamos y rehidratamos, también podemos reponer vitaminas y minerales, necesarios para nuestra salud, además de aprovechar sus propiedades digestivas, depurativas y diuréticas.

Aunque la oferta de infusiones es muy amplia, en Urban Style te sugerimos algunas para que incluyas en tu dieta veraniega:

Infusión de verbena:

Es perfecta para combatir la inflamación y la retención de líquidos. Puedes comprarla ya preparada para tisana o fresca.

Modo de preparación:
– Nuestra recomendación es añadir hojas frescas a la tisana para potenciar su efecto y su sabor, unas rodajitas de limón y miel al gusto.
– Una vez infusionados todos los ingredientes, echa en una jarra, deja que se enfríe y métela en la nevera para tomarla tres veces al día.

Té verde helado:

El té verde estimula el metabolismo y ayuda a perder volumen.

Modo de preparación:
– Pon a hervir 1 litro de agua.
– En el momento de ebullición, retira del fuego y añade de 6 a 8 cucharaditas de té.
– Déjalo en infusión unos minutos y después cuélalo.
– Si lo quieres tomar en el momento, añade hielo; si no, guárdalo en la nevera.

Infusión de menta:

Es una planta digestiva que deshincha y ayuda a calmar los dolores de estómago. Es especialmente recomendable para después de una comida copiosa.

Modo de preparación:
– añade 5 hojas de menta a una taza de agua caliente (no hirviendo)
– Tápala y déjala en reposo durante tres minutos.
– Después fíltrala y deja enfriar en la nevera. Puedes añadir un poco de miel o azúcar al gusto para endulzar un poco la bebida.

Infusión de naranja:

Además de refrescante, es sumamente saludable, ya que contiene gran cantidad de vitamina C.

Modo de preparación:
– En el momento en que hierva el agua, introduce cortezas de naranja dejándolas hervir durante unos segundos.
– Apaga el fuego y añade 1 cucharadita de menta.
– Filtra y cuando se haya enfriado, mete en la nevera hasta el momento de su consumo.
– Endulza, preferentemente, con miel.

Infusión de prímula:

Se trata de una plata con propiedades diuréticas y muy refrescante.

Modo de preparación:
– Echa flores y hojas de prímula o primavera en medio litro de agua hirviendo.
– Apagando el fuego y dejándolo enfriar por completo.
– Una vez fría, añade zumo y una corteza de limón.
– Deja macerar de 12 a 24 horas en la nevera.

 

Echa un vistazo a

Nuevo Hospital La Antigua

Clínica La Antigua, hospital médico-quirúrgico privado, perteneciente al grupo hospitalario asturiano, Laber Hospitales, lleva trabajando …