fbpx

¿Has sufrido acúfenos pulsátiles?

Seguro que te pasado alguna vez: dependiendo de la postura en la que estés habrás notado claramente los latidos del corazón en el oído. Es normal y tiene nombre: acúfenos pulsátiles. Normalmente desaparecen simplemente con el cambio de postura, si bien a veces pueden persistir. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre los acúfenos pulsátiles.

El sonido de los latidos es real y tiene su origen en una acción orgánica y contrastada: el bombeo de la sangre y su paso por los vasos sanguíneos. También es cierto que estos latidos se oyen de forma muy puntual y en determinadas posiciones. Por tanto, solo con el cambio de posición, suelen desaparecer. Si la sensación persiste en el tiempo, independientemente de la postura, entonces sí que hay acudir a un especialista para ver la causa y el mejor tratamiento posible.

Causas de los acúfenos pulsátiles

Oír en algún momento los latidos del corazón en el oído no tiene que ser indicativo de ningún problema. Sin embargo, si se convierte en algo más o menos habitual, puede deberse a algún tipo de enfermedad de tipo circulatorio. Otras posibles causas del tinnitus pulsátil pueden ser:

  • La ingesta de algunos fármacos
  • Oír música con auriculares a un sonido muy elevado
  • Posibles traumas (golpes o torsiones) en cuello y cabeza.
  • Tratamiento de los acúfenos pulsátiles persistentes

En el caso de que la sensación de oír los latidos en el oído sea reiterada y se acompañe de un diagnóstico, será el propio especialista quién determine el mejor tratamiento. Una solución bastante habitual es la terapia de enriquecimiento sonora, en la que a partir de diferentes señales acústicas (melodías y sonidos agradables) se busca enmascarar estos latidos.

¿Se pueden prevenir los acúfenos pulsátiles?

Sí, llevando una vida saludable. Alejarse de ruidos continuos, comer de forma equilibrada y con una dieta rica en fruta y verduras puede ayudar y mucho. También moderar el consumo de café y alcohol.

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

 

 

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

La primavera…no solo la sangre altera

La astenia o las alergias, no son los únicos problemas derivados de la llegada de la primavera. El hecho de que haya más horas de luz y los cambios de temperatura también afectan a nuestra piel, cabello y uñas.

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias