fbpx

Europa en tren: 5 itinerarios para soñar

Viajar en tren tiene algo de romántico y misterioso, es más sostenible y permite conocer lugares que solo son accesibles mediante este medio de transporte. Aunque existen multitud de rutas por Europa, estos son algunos de los trenes que te harán viajar en el espacio…¡Y en el tiempo!

Transcantábrico

Recorrer la Cornisa Cantábrica en tren descubriendo sus asombrosos paisajes y exquisita gastronomía es un plan que nunca falla. El Transcantábrico Clásico o Costa Verde Express inicia su recorrido en León y finaliza en Ferrol (pasando por Bilbao).

Pero desde 2011 existe también el Transcantábrico Gran Lujo, un nuevo tren turístico (e histórico) que durante ocho días realiza el recorrido entre San Sebastián y Santiago de Compostela. Los mismos paisajes increíbles, pero con más glamour.

Cinque Terre Express

El tren parte desde La Spezia y llega hasta Levanto, pasando por cada uno de los encantadores pueblos que forman parte de la región italiana de Cinque Terre: Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso.

El recorrido del tren regional solo dura media hora (es algo más lento que el cercanías), lo cual es perfecto para hacer fotos y para disfrutar de panorámicas increíbles entre vertiginosos acantilados y el mar. Además, gracias a la Cinque Terre Train Card, podrás parar en cada uno de sus pintorescos pueblos de colores y volver a subir a bordo.

Tren Rauma

Noruega posee asombrosos paisajes y una naturaleza desbordante, por lo que hacer un viaje en tren puede ser una experiencia inolvidable…¡Y más si está considerado como la línea ferroviaria más bonita de Europa!

El trayecto, que cubre los 114 kilómetros que separan Dombås y Åndalsnes, dura en torno a una hora y cuarenta minutos. Por el camino cruzarás el puente de Jora, podrás parar en pintorescas localidades como Lesja y Lesjaverk, contemplar el color esmeralda del río Rauma desde el puente de Kylling (el más famoso de los 32 puentes del recorrido), asombrarte con la belleza del valle de Romsdalen, y alucinar con el acantilado de Trollveggen (literalmente, Muro del Trol).

Lo que comenzó siendo un tren de cercanías, se convirtió en una atracción para todos aquellos que querían disfrutar de la belleza de la Noruega más salvaje. Además, en verano ralentiza el paso y efectúa paradas al pasar por los lugares más espectaculares del recorrido.

The Jacobite

Un imprescindible para los fans de Harry Potter, aunque el destino final no es Hogwarts ni para subirte a él hay que cruzar el andén 9 y 3/4.

Este antiguo ferrocarril de vapor cubre, entre ida y vuelta, los 135 kilómetros que separan Fort William y Mallaig, en Escocia. Durante el recorrido no faltará una sucesión de paisajes impresionantes como las montañas Ben Nevis o el río Morar, y escenarios de míticas películas como Rob RoyBraveheart y, por supuesto, Harry Potter. Sin duda su tramo más icónico es el que pasa por el viaducto de Glenfinnan, que con sus 21 arcadas apoyadas sobre las verdes colinas de la Escocia profunda es…¡De película!

Venice Simplon – Orient Express

Y para los amantes del lujo y los felices años 20 no puede faltar este viaje al pasado entre Francia e Italia.

Heredero del mítico Orient Express, en el que miembros de la alta sociedad recorrían Europa desde París a Estambul, vestidos de gala y bebiendo champán; el Venice Simplon – Orient Express trata de recrear la opulencia de aquellos años con sus vagones decorados al detalle, aunque solo es apto para bolsillos desahogados.

Un planeta por viajar – Blog de viajes

www.unplanetaporviajar.com

 

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

 

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

Alsacia, una Navidad de cuento

Hay destinos que se transforman en Navidad para impregnarnos de toda la magia y alegría …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias