jueves , 21 octubre 2021

El Algarve, el paraíso portugués

Septiembre es un mes ideal para ir de vacaciones o para hacer una escapada. La afluencia de visitantes ha bajado, los precios son más baratos y, en la mayoría de las ocasiones, el buen tiempo acompaña. Por eso te propongo un destino cercano pero muy completo y rico en contrastes: el Algarve.

¿Quieres saber todo lo que no te puedes perder?

Lagos

Sería un error considerar al Algarve como el típico destino de sol y playa, y ciudades como Lagos lo demuestran. Recorre su casco histórico en el que no puedes dejar de ver la Iglesia de San Antonio, el Museo de Esclavos, las antiguas murallas árabes o su fortaleza. Además, Lagos es una ciudad de lo más animado y su estratégica ubicación cercana al cabo de San Vicente y a las mejores playas del sur de Portugal, hacen que sea una parada imprescindible en tu viaje.

Tavira

Sus calles empedradas, sus casas blancas y las buganvillas decorando sus fachadas la convierten en una de las ciudades más bonitas y encantadoras del Algarve. No te pierdas la Rua da Libertade, el interior de la Iglesia de la Misericordia, las vistas desde el castillo o su Puente Romano que tiene leyenda incluida.

Ponta da Piedade

Estas cuevas naturales formadas por la erosión del mar son una de las estampas más típicas del Algarve. Puedes verlas desde los acantilados o entrar en ellas contratando una excursión en barco.

Las playas del Algarve

Las playas del Algarve se caracterizan por sus aguas de color turquesa y por estar rodeadas de acantilados y cuevas erosionados por el mar y el viento. Lo mejor es que hay playas para todos los gustos, desde las más grandes y accesibles hasta calas recónditas y solitarias.

En cualquier caso, estas son algunas de las que no te puedes perder: la Praia Arbandeira, la Praia Dona Ana en Lagos, la Praia da Marinha, la Praia da Falesia, o la Praia dos Três Irmãos.

La cueva de Benagil

Seguro que has visto esta impresionante cueva más de una vez, ¡y es que no puede ser más fotogénica! Como tantas otras ha sido creada por la erosión, y en su interior puedes ver una pequeña playa en la que la luz entra por los agujeros del techo. El único inconveniente es su difícil accesibilidad, ya que solo se puede llegar a ella en barco o en kayak, pero sin duda merece la pena.

Un pueblo medieval: Silves

La antigua capital del Algarve en tiempos de los árabes es un pintoresco pueblo de interior que merece mucho la pena visitar. No dejes de pasear por las calles de su casco histórico hasta llegar a su castillo del siglo XII situado en lo alto de la colina. Por el camino no dejes de lado la Sé o Catedral y la blanca Iglesia de la Misericordia.

Un pueblo pesquero: Carvoeiro

Ubicado encima del acantilado que resguarda la Praia do Carvoeiro, este tranquilo pueblo es ideal para hacer senderismo, recorrer el entorno en bicicleta o montar en kayak.

Sagres y el cabo de San Vicente

Sagres se encuentra en el extremo suroccidental de Europa continental, por lo que durante muchos años se creyó que el cabo de San Vicente era el fin del mundo. Desde allí las vistas son fabulosas, sobre todo al atardecer. Tampoco te puedes perder la fortaleza de Sagres.

Su gastronomía

¿Qué sería de Portugal sin el “bacalhau”? Este delicioso plato es el buque insignia de la gastronomía portuguesa, pero en el Algarve también podrás degustar sardinas a la parrilla, el pollo piri piri, la cataplana de pescado y el arroz caldoso de marisco… ¡Buenísimo!

 

Un planeta por viajar – Blog de viajes

www.unplanetaporviajar.com


 

Echa un vistazo a

productos ecológicos

Productos ecológicos en Guadalajara

Consumir productos ecológicos todo el año y con origen Guadalajara es posible. La producción de …