viernes , 19 julio 2019
Home / Salud y Belleza / Echa un pulso al verano ¡y presume de brazos!

Echa un pulso al verano ¡y presume de brazos!

Cuando hablamos de operación bikini lo que más nos preocupa es lucir un vientre plano, unos glúteos firmes y unas piernas libres de celulitis. Sin embargo, aunque es una de las partes que con la ropa de verano queda más expuesta, casi nadie se acuerda de los brazos, esos grandes olvidados.

Unos brazos poco tonificados y flácidos pueden echar por tierra la mejor puesta a punto. Para que esto no ocurra y puedas presumir de una figura lo más en forma posible -siempre sin agobiarse y teniendo en cuenta nuestra constitución física- la Dra. Téllez, especialista en medicina estética, nos da unos sencillos consejos para acabar con la grasa subcutánea y el deterioro de la piel de esa parte del cuerpo.

1. Nutre la piel con aminoácidos. Los aminoácidos están presentes en las proteínas (carnes, pescados, legumbres, lácteos, etc.) y son los “ladrillos” sobre los que se fabrican las fibras de la dermis.

2. Sigue una dieta equilibrada y evita siempre los cambios bruscos de peso.

3. Despídete de las pesas. La mayoría de los aparatos de gimnasio están diseñados para un trabajo fisicoculturista de modelación con los que solo conseguirá ganar en volumen.

4. Haz ejercicios utilizando sólo el peso del cuerpo y trata de hacer la mayor cantidad posible de repeticiones en poco tiempo:

– Flexiones invertidas: Siéntate en una silla (realmente haz que te sientas, pero no llegues a apoyar el culete, quédate en el aire). Coloca cada mano en el borde del asiento con los dedos hacia delante. Con las piernas al frente, semiflexionadas y apoyando sólo los talones, baja y sube el torso perpendicular al suelo sin levantar las caderas.

– Flexiones en la pared: ponte frente a una pared y estira los brazos para apoyar las manos en ella. Después, ponte de puntillas y flexiona los codos mientras llevas el torso hacia adelante. El cuerpo debe inclinarse levemente. No olvides dejar la espalda siempre recta. Repite 20 veces.

5. No fuerces demasiado. El tiempo que se dedica a relajar los músculos resulta muy beneficioso para ellos, ya que éstos renuevan sus fibras durante este tiempo de descanso. Sobreentrenarlos provocará un mayor cansancio y una pérdida de masa muscular.

Echa un vistazo a

Prepara tu piel para el verano

Con la llegada del verano todas queremos lucir una piel bonita, sin granos, tersa e …