domingo , 19 septiembre 2021

Cultivo y cuidado de las orquídeas

Las orquídeas son unas plantas exóticas de origen tropical. La variedad, belleza y delicadeza de sus flores hacen que sean cultivadas y apreciadas en todo el mundo, aunque se necesitan ciertos conocimientos para que se desarrollen adecuadamente. A continuación, te damos las claves para que cuidarlas te resulte de lo más sencillo.

¿Cuándo florecen las orquídeas?

En su hábitat natural, las orquídeas pueden florecer varias veces al año. Lo importante para conseguir que nuestras orquídeas vuelvan a dar tallos florales en casa es conocer las condiciones de luz, humedad y temperatura ambiente que cada planta necesita. Como regla general se deben regar una vez por semana, aunque en invierno podemos alargar uno o dos días más los riegos.

El riego

Es muy importante que las orquídeas tengan un drenaje adecuado, ya que los encharcamientos pueden resultar fatales. Para evitarlo riega según lo húmedo que notes el sustrato. Las macetas transparentes pueden servir de gran ayuda, ya que mientras hay suficiente humedad se ve la condensación del agua en la pared. Si no se aprecia, es hora de regar.

En climas secos o casas con aire acondicionado, es conveniente nebulizar o pulverizar agua a las orquídeas. Por debajo del 40% de humedad es algo imprescindible para la supervivencia de nuestras orquídeas. Bastará con esparcir agua sobre las plantas con una botella pulverizadora.

Luz y temperatura

La temperatura óptima para cultivar orquídeas está en el rango de los 16ºC a los 24ºC, aunque pueden soportar hasta los 30ºC de máxima y los 9ºC de mínima. Manteniendo las plantas en un ambiente de temperaturas moderadas y con buena ventilación, la orquídea producirá flores grandes y hermosas. Además, deben ubicarse cerca de una ventana muy luminosa, orientada al sur o al este. Necesitan mucha luz, pero no sol directo.

El sustrato

Ya te hemos hablado de la importancia del drenaje, y para ello se suelen emplear mezclas a base de corteza de árbol o musgo. De las dos opciones, los sustratos a base de corteza permiten que el agua drene rápidamente, por lo que será necesario regar con mayor frecuencia. Las mezclas con musgo, al retener más agua, permiten espaciar más tiempo los riegos.

Con estos consejos y algo de práctica verás cómo tus orquídeas pueden vivir muchos años y florecer un par de veces en cada temporada.

Más información en www.viverossanchez.com y www.grupototalia.es

 

Echa un vistazo a

5 ideas para diseñar una barra de desyunos

La barra de desayunos se ha convertido en uno de los elementos estrella de cualquier …