fbpx
sábado , 8 octubre 2022

Cómo cuidar tu piel y mantener el bronceado después del verano

Durante la época estival nuestra piel se ve expuesta a muchas agresiones: el sol, el calor, el cloro de la piscina, la sal… Eso hace que esta se muestre más frágil, sensible y con signos visibles de deshidratación.
Para reparar todos estos daños, a la vuela de las vacaciones es necesario llevar a cabo unos cuidados extras. Toma nota e incorpóralos a tu rutina de belleza.

Exfóliala tu piel una vez a la semana

La piel necesita renovarse. Una buena exfoliación te ayudará a mejorar el estado de tu piel ya que, al eliminar las células muertas, recuperará su luminosidad. Además, una buena exfoliación, pese a lo que se cree, te ayudará a prolongar el bronceado.

Hidrata tu piel a diario

La hidratación es imprescindible para lucir una piel bonita y evitar que se descame. Hidrátala con cremas hidratantes, lociones o aceites pero, además, hidrátala también por dentro; beber mucha agua hará que tu piel sea más elástica y luminosa. Si quieres que tu moreno aguante más tiempo, sigue utilizando aftersun después de la ducha. Pruébalos con efecto prolongador de bronceado ya que estos en su composición incorporan péptidos y antioxidantes que alargan el moreno de la piel.

Las duchas, cortas y con agua templada

Las duchas prolongadas pueden macerar o irritar la piel, por ello los expertos aconsejan que no superen los 5-10 minutos. En cuanto a la temperatura, no deben ser ni frías ni muy calientes. Lo ideal son unos 30º.

Elige el gel que mejor le vaya a tu piel

Así, para una piel seca, lo recomendable sería un gel extra hidratante y reparador. Para una piel sensible, sin embargo, lo aconsejable sería usar un gel con ingredientes naturales y bajo en sulfatos.

Cuida tu alimentación

Una dieta rica en vitaminas y minerales es esencial para mantener una piel nutrida. Por otro lado, los alimentos ricos en betacarotenos, como los tomates, las zanahorias, la sandía o los vegetales de hoja verde oscura, te ayudarán a mantener tu piel bronceada más tiempo.

Además de estos consejos, tras la vuelta de las vacaciones es un buen momento para acudir al dermatólogo, especialmente si nos han salido manchas o lunares nuevos.

 

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

Echa un vistazo a

Las claves para un pelo perfecto

¿Tu pelo está áspero? ¿Sin brillo? ¿Presenta un color amarillento o verdoso? El sol, el cloro o el salitre son “letales” para tu melena. Y aunque la hayas protegido, es muy probable que a la vuelta de tus vacaciones no tenga el mismo aspecto. Este es el momento de devolverle la vitalidad y el cuerpo habitual, recuperar su color.