fbpx
martes , 4 octubre 2022

Cómo cuidar la Flor de Pascua o Poinsettia

Se acerca la Navidad y, si hay una planta que reina en los hogares durante estas fechas (con excepción del abeto), esa es la Poinsettia o Flor de Pascua. Pero si pasadas las fechas navideñas no quieres tener que deshacerte de ella, toma nota de estos consejos para cuidarla durante todo el año.

Mucha luz pero no sol

La flor de Pascua necesita mucha luz indirecta. Evita que le den los rayos del sol directos ya que pueden quemar las hojas. Colócala cerca de una ventana o terraza acristalada y se sentirá de maravilla.

Un indicador de que la Poinsettia no recibe la cantidad de luz adecuada, es que se le caerán las hojas. Además, este es el principal motivo por el que se suele tirar la Flor de Pascua a la basura pasada la Navidad.

Temperatura ideal: entre 15 y 25 grados

La Poinsettia es originaria de México, por lo que necesita temperaturas cálidas para desarrollarse. El interior de nuestras casas es perfecto porque requieren calor y ambientes secos, pero aléjala de sitios donde haya corrientes de aire o cambios bruscos de temperatura ya que son muy sensibles al frío y les puede causar daños irreparables.

Por esta razón es importante no comprarla en establecimientos donde se hayan sometido a bajas temperaturas, si no quieres que a los pocos días pierdan todas sus hojas.

Riego moderado

No es una planta muy exigente en cuanto al riego, y lo ideal es regarla solo cuando veas que la tierra está ligeramente seca. En cuanto a la cantidad de agua, riégala hasta que salga agua por el agujero de drenaje. Regar en exceso puede ocasionar que se pudran las raíces y que las hojas comiencen a ponerse amarillas y se caigan.

Si en el momento de adquirirla la tierra está excesivamente mojada o completamente seca, es indicativo de que no se ha regado correctamente y podría tener las raíces dañadas.

Abono líquido en época de floración y crecimiento


La Poinsettia necesitará un aporte extra de nutrientes en su época de crecimiento (primavera) y también cuando esté en floración, es decir, entre noviembre y enero. Lo más importante para conseguir que la Flor de Pascua vuelva a lucir sus hojas rojas en las próximas navidades es controlar las horas de luz, que deben ser las mismas que en invierno. Por este motivo, cuando llegue septiembre debes taparla para que no reciba luz eléctrica al ponerse el sol, y así en noviembre vuelva a florecer.

Más información en www.viverossanchez.com y www.grupototalia.es

 

 

Echa un vistazo a

El jardín japonés

La armonía, el orden y la meditación son los pilares del jardín japonés, donde la …