fbpx
viernes , 9 diciembre 2022

Cirugía del pie: ahora sin grandes incisiones y mínimo dolor

Factores genéticos, un calzado inadecuado, problemas de sobrepeso, lesiones deportivas, una pisada inadecuada… hacen que nuestros pies sufran cada día.

Hallux valgus (juanetes), dedos en martillo, callosidades plantares, espolón calcáneo, fascitis plantar, metatarsalagias, neuromas de Morton… son algunas de las patologías más atendidas por los traumatólogos. Aunque muchas pueden ser resueltas en la misma consulta con un tratamiento adecuado, en otras ocasiones la única solución es pasar por quirófano.

cirugía del pie

Pero no hay por qué asustarse. Aunque las operaciones de juanetes, por ejemplo, tienen fama de ser muy dolorosas y con una complicada recuperación, la cirugía del antepié ha experimentado en los últimos tiempos avances fundamentales en técnicas y materiales.

En la actualidad, las deformidades más frecuentes del antepié se pueden tratar por medio de una cirugía de incisiones cutáneas mínimas, puntiformes, evitando las amplias y limitantes cicatrices de la cirugía convencional.

LOS ÚLTIMOS AVANCES EN CIRUGÍA DEL PIE

La realización de estas técnicas quirúrgicas depende de la posibilidad de disponer de un equipo humano especialmente formado, y de un instrumental quirúrgico de diseño específico para las mismas, como el que dispone Clínica La Antigua de Guadalajara y al frente de los cuales están el Doctor Jorge Díaz Heredia, director médico y traumatólogo, y los especialistas en trautamología del pie Dr. García Munilla y Dr. Cienfuegos, expertos en cirugía percutánea.

Así, motores de alta velocidad, equipos de fluoroscopia de alta resolución, fresas especiales, tenotomos de mini cirugía y otros modernos instrumentales, hacen posible tales técnicas y correcciones, hasta la actualidad únicamente abordadas mediante una cirugía convencional de grandes incisiones y cicatrices.

Se trata de corregir todas las deformidades del antepié mediante técnicas de “mínimo abordaje”, puntiformes, haciendo una cirugía completa del antepié (tenotomías, osteotomías, realineaciones), sin necesidad de las amplias exposiciones quirúrgicas de la cirugía clásica.

cirugía del pie

Este tipo de cirugía se lleva a cabo con una anestesia epidural o regional a través de un bloqueo de los troncos nerviosos del pie, infiltrando el anestésico a nivel del tobillo, anulando de esta manera la sensibilidad y favoreciendo la posibilidad de un acto quirúrgico y un postoperatorio indoloros.

Además, estas técnicas quirúrgicas de última generación en cirugía del pie permiten que el paciente abandone inmediatamente la clínica tras la intervención, sin necesidad de ingreso hospitalario. El paciente regresa a su domicilio con un vendaje corrector, caminando con un calzado ortopédico específico.

En las consultas sucesivas del paciente en la Clínica se realizarán cambios del vendaje y vigilancia periódica. Durante el primer mes, precisará utilizar un separador interdigital así como usar un calzado especial, y realizar una higiene física y biomecánica del pie que se le irá indicando oportunamente.

La curación completa del proceso no será inferior a tres meses, alargándose en ocasiones algo más, dependiendo fundamentalmente de los cuidados posteriores que se lleven a cabo. Y es que, para un postoperatorio eficaz, corto e indoloro, el paciente tendrá que atender dos conceptos fundamentales:

– Usar un calzado cómodo, ancho, de tacón discreto (altura inferior a dos cm y con antepié de horma ancha, no triangular).

– Durante los meses posteriores a la intervención se realizarán diariamente ejercicios de los dedos del antepié, dirigidos tanto a su fortalecimiento como a evitar el edema postoperatorio.

 

Echa un vistazo a

¿Cómo tratar la fatiga auditiva?

Cuando nuestros oídos están expuestos a un exceso de ruido es probable que se acaben …