domingo , 19 septiembre 2021

Bañador o bikini, esa ya no es la única cuestión

Si aprovechando las rebajas estás pensando en hacerte con nuevos modelitos, toma nota de los diseños que más te favorecen según tu cuerpo.

Un verano más la misma pregunta, pero, piénsalo, ¿por qué elegir? Somos muchas las que pensamos que cuando se tienen unos kilitos de más el bañador es la mejor opción, pero no tiene por qué ser así. Todo lo contrario, a veces usar un traje de baño inadecuado, en lugar de estilizarnos, puede provocar el efecto contrario. Y es que no se trata de elegir entre uno de dos piezas o uno entero, sino de escoger aquel que más se adapte a nuestro cuerpo.

Blanca Suárez imagen de la colección de baño SS21 de Etam y de su campaña viral “libre de etiquetas”

 

Si la genética te ha dotado con unas medidas perfectas, quizás a la hora de decantarte por un modelo o por otro lo único en lo que te fijes es en el diseño (si te gusta o no) y en el precio. Pero si no es así, y como la mayoría de las mujeres tienes alguna característica física que prefieres disimular, la decisión no es tan sencilla. Sin embargo, que no sea sencilla no quiere decir que sea imposible. Y si no, compruébalo tú misma con esta serie de consejos.

Pecho grande

Quizás sean la que más ‘sufran’ hasta dar con el bikini o el bañador perfecto, con un modelo que recoja bien, resulte cómodo y encima sea bonito y no de ‘abuela’. Y es que, por desgracia, hasta hace bien poco era así: las chicas y mujeres con pecho voluminoso la única opción que tenían para encontrar un modelo que se adaptara a ellas era recurrir a la sección de tallas grandes.

Afortunadamente esto está cambiando y cada vez son más las firmas de baño, como Ysabel Mora, Gisela, Primadonna, Dorina, Promise…., que crean colecciones con una amplia gama de copas, desde la A (para pechos muy pequeños) hasta la I (pechos muy grandes).

Por ello, lo primero es conocer tu talla exacta, tanto de contorno, como de copa (capacidad de la mama). Una vez hecho esto, nuestro consejo es que si tienes mucho pecho optes por modelos con aro o con refuerzo en la parte inferior del pecho para obtener una buena sujeción. Los anudados al cuello, de tirante ancho y con escote en V te harán parecer más estilizada, sobre todo si tienen una arandela u otro detalle en medio separando los dos pechos. En cuanto a colores y estampados, huye de los dibujos grandes y llamativos. Si escoges colores lisos, como marrones, negros, azules o verdes oscuros, mejor que mejor.

Respecto a la parte de abajo del bikini, aunque a priori parezca que no influya a la hora de disimular o no pecho, sí lo hace. Un truco, por ejemplo, es evitar las braguitas de talle muy alto ya que al quedar tan cerca del pecho harán que esa zona del cuerpo se vea más voluminosa. Decántate por una de talle medio y juega si quieres aquí con estampados y colores llamativos, que desvíen la atención a esta zona y no al pecho.

En caso de preferir bañador, salvo si estás proporcionada de pecho y cadera, la cosa se complica. Al ser una pieza entera, y no poder escoger una talla para la parte de arriba y otra de abajo, hay que buscar un modelo con el que lograr un equilibrio. Aunque pocos, ya hay en el mercado bañadores con copas especiales que subsanan esas diferencias. Aun así, si no encuentras uno de tu copa, nuestro consejo es que evites los bañadores con cazuelas preformadas y con aros ya quno es la talla exacta el efecto será muy feo. Opta preferiblemente por diseños reforzados con gomas y elásticos bajo el pecho – que te ofrezcan una buena sujeción pero no te limiten tanto- y con volantes, flecos o drapeados en la zona del pecho que logren disimular o esconder esa parte de tu cuerpo. Como ocurre con los bikinis, los bañadores de cuello halter, escote en V, aunque atrevidos, resultan muy favorecedores.

Poco pecho

Los bikinis de corte bandeau o los de cortinilla son los más adecuados para un pecho pequeño. También los de tipo corpiño o bustier, sobre todo si los eliges con relleno, aros y efecto push up. Siademás tienen adornos fantasía, como lazos, volantes u otro tipo de abalorios, la sensación de volumen será mayor. A diferencia de lo indicado para pechos grandes, en este caso no te cortes y apuesta por estampados y colores llamativos.

En cuanto a bañadores, decántate por los de escote balconette, escote asimétrico, los que tiene un poco de manga o los diseños cut-out; cualquiera de estos modelos te ayudarán a enmarcar y realzar la zona del pecho.

Caderas anchas

Dado que el objetivo es disimular esta parte del cuerpo lo máximo posible, lo ideal es elegir braguitas de colores lisos y evitar en esta zona los estampados y los adornos como lazos, volantes… Contrariamente a lo que se pueda pensar, apuesta por braguitas de talle medio, que cubran pero que no tapen en exceso porque si no tendremos el efecto contrario.

 

Si visualmente quieres conseguir una imagen de tu cuerpo más proporcionada, un truco que siempre funciona es combinarlo con partes de arriba llamativas y coloridas que distraigan las miradas hacia esa zona.

Caderas estrechas y poco culo

A diferencia de las anteriores, a las mujeres con caderas estrechas les favorecerá enormemente las braguitas adornadas con volantes, con lazos, con estampados llamativos o incluso rayas horizontales. Las de corte brasileño, que dejan al descubierto la mitad de la nalga, son perfectas para realzar culete.

Tripita

Si este es tu caso, apuesta por las braguitas de cintura alta y estilo retro, tan de moda esta temporada. Por otro lado, los bañadores, especialmente los de efecto reductor, también pueden ser un gran aliado.

 

Echa un vistazo a

Siempre denim en nuestro armario

Si hay una combinación que nunca pasará de moda es la de los básicos. Y …