jueves , 22 octubre 2020

Avena, una gran aliada en nuestra dieta

Rica en proteínas, vitaminas, minerales, ayuda a regular el colesterol y a prevenir los altibajos de glucosa.

Los cereales en general son ricos en vitaminas del complejo B, necesarios para favorecer el sistema inmune. Además, contienen selenio, que protege contra las enfermedades infecciosas. Si además elegimos cereales integrales (arroz integral, el salvado de avena, el germen de trigo), aportaremos una mayor cantidad de fibra, lo que mejorará nuestro tracto intestinal y reforzará nuestro sis tema inmunológico.

Uno de los alimentos que no debería faltar en nuestra despensa en este tiempo es la avena. Y es que los beneficios de este cereal, considerado un tesoro de la naturaleza, son múltiples. Los expertos de cereales Quaker nos ofrecen 3 motivos por los que deberíamos introducir su consumo en nuestra dieta.

Rica en nutrientes: la avena contiene un amplio grupo de nutrientes que desempeñan importantes y diferentes funciones en el cuerpo. Las vitaminas B1, B6 y B9 pueden ayudar al correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunitario. Y los minerales como el hierro, el magnesio y el zinc, por otro lado, contribuyen a un correcto funcionamiento de los músculos y del sistema inmunológico, así como a la formación de glóbulos rojos .

Controla el colesterol: contiene beta-glucanos, una sustancia que puede actuar en el organismo ayudando a controlar los niveles de colesterol en la sangre. Un bol de avena de 40g contiene un 47% de los 3g de beta-glucanos que son recomendados diariamente para reducir nuestro nivel de colesterol.

Rica en fibra y contiene pocas grasas saturadas y sal de forma natural, por lo que puede favorecer el tránsito intestinal y ayudar a mantener un aparato digestivo saludable.

La avena es, además, un cereal muy versátil por lo que lo podemos consumir de diversas maneras e incluirlo en distintas recetas: en copos enteros, en cereales, hervida…

Echa un vistazo a

Algunos falsos mitos de la revisión de la vista

Son muchos los mitos que se escuchan a diario sobre el cuidado de los ojos y la salud visual, pero... ¿qué es cierto y qué no lo es?