martes , 30 noviembre 2021

Así debes usar tus lentes de contacto

El 8% de la población española entre 12 y 65 años utiliza lentes de contacto, pero, no siempre se hace un uso correcto de ellas. Extremar la higiene es fundamental para reducir la posibilidad de infecciones en los ojos, como la queratitis microbiana, y prevenir síntomas como la visión borrosa, enrojecimiento, dolor, lagrimeo o mayor sensibilidad a la luz, entre otros. Además, las lentes de contacto deben ser suministradas bajo la supervisión de un óptico-optometrista, profesional sanitario cualificado para su adaptación y prescripción.

El problema que plantea la mala utilización de las lentes de contacto suele afectar con mayor incidencia a los más jóvenes, ya que más de un tercio de la población entre 18 y 35 años utiliza lentes de contacto. Esto obliga a los usuarios a seguir un protocolo de empleo y cuidado, como retirarlas cuando los ojos estén muy irritados y no emplearlas más del tiempo recomendado, alternándolas en ocasiones con el uso de gafas. Asimismo, hay que limpiarlas cuidadosamente cada vez que los ojos estén enrojecidos o llorosos, lavarse las manos con agua y jabón y secarlas con una toalla que no suelte pelusas.

Además, tan importante es realizar correctamente el proceso de limpieza y desinfección de las lentes de contacto como el hecho de hacer un mantenimiento adecuado. En este sentido, la calidad y seguridad en el uso de las lentes de contacto dependerán de los siguientes consejos:

  • Manipula las lentes de contacto siempre con las manos limpias para evitar ensuciarlas.
  • Mantén el estuche de lentes de contacto limpio y cambia diariamente la solución desinfectante recomendada por tu óptico-optometrista.
  • Intenta no dormir con ellas puestas (salvo con las específicamente indicadas para ello), ya que esto puede hacer que el ojo se reseque y provocar complicaciones.
  • Impide que el maquillaje entre en el ojo y perjudique a la lente de contacto.
  • Si las lentes de contacto te molestan o incomodan, no las manipules con las manos sucias y asegúrate de que te las has puesto correctamente.
  • Está contraindicado el uso de lentes de contacto caducadas, así que revisa bien el envase.
  • No compartas tus lentes de contacto con nadie para evitar la transmisión de infecciones.
  • No uses nunca saliva, remedios caseros o agua del grifo como sustitutivos del líquido específico para lentes de contacto.

Más información en www.anferoptica.com

 

Echa un vistazo a

Salux Íntegra, la nueva clínica de medicina tradicional china y psicoterapia

Llega a Guadalajara una clínica nueva, con tecnología innovadora, con la fusión perfecta entre Tradición …