fbpx

Alsacia, una Navidad de cuento

Hay destinos que se transforman en Navidad para impregnarnos de toda la magia y alegría de estas fechas, y Alsacia es uno de ellos. Una región francesa donde las tradiciones y los mercadillos alcanzan un nivel de belleza difícil de superar. Si quieres conocer sus pueblos de cuento, su artesanía y su deliciosa gastronomía, ¡no te pierdas esta ruta!

Estrasburgo

Conocida como “la Capital de la Navidad,” esta ciudad no solo es la puerta de entrada a Alsacia, sino que representa todo lo que vas a encontrar en esta bella región: casas con entramados de madera, mercadillos, dulces navideños, conciertos…¡Y toda la esencia de la Navidad!

El “Christkindelsmärik”, con sus más de trescientas casetas de madera y la catedral iluminada de fondo, es uno de los mercadillos navideños más bonitos de Europa. Y no solo eso, sino que Estrasburgo también puede presumir de tener uno de los abetos naturales decorados más altos de Europa, con casi 30 metros de altura.

Colmar

Si Colmar es una ciudad bonita en cualquier época del año, en Navidad se supera. Hasta seis mercadillos navideños diferentes se despliegan por su encantador casco histórico. Es el lugar perfecto para encontrar regalos originales y artesanos como coronas de adviento, bolas de cristal pintadas, velas, belenes, adornos para el árbol, etc.

Toda esta oferta navideña se complementa con una gran noria, una pista de hielo y conciertos navideños que harán las delicias de pequeños y mayores.

Eguisheim

Uno de los pueblos más bonitos de Alsacia y de toda Francia tenía que ser parada obligada en esta ruta. Al ser un pueblo pequeñito podrás recorrer todos sus mercadillos navideños en una mañana: place du Marché aux Saules, calle Monseñor Stumpf y la plaza de San León.

Riquewihr

Otro de los pueblos más bonitos de Francia que rivaliza en belleza con el anterior. Cuando camines por sus calles, especialmente engalanadas para celebrar la Navidad, no sabrás si es un pueblo real o el decorado de la película “La Bella y la Bestia”

Turckheim

Seguimos con pueblos encantadores, pero es que además Turckheim tiene dos peculiaridades: su Calendario de Adviento a tamaño real en el que cada tarde se abre una ventana; y el veilleur de nuit o el sereno, que todas las noches hace su ronda ataviado con su traje típico, un farolillo y un cuerno.

Ribeauvillè

Si además de los mercados de Navidad te gustan los mercados medievales, no te puedes perder el de Ribeauvillé. Ten en cuenta que solo abre los fines de semana, así que organiza bien tu itinerario porque no te lo puedes perder.

Obernai

Parada obligada para los amantes de la Navidad y de la gastronomía. Y es que Obernai es conocido por su vino blanco caliente y por sus productos locales y dulces navideños. No te pierdas los mercadillos ubicados en la place du Marché, place André Neher, place du Beffroi y la place de l´Étoile.

Kaysersberg

Piérdete por su casco histórico mientras compras alguna artesanía en sus puestos navideños o haces una parada para tomar un vino caliente. ¡Ah! y no te olvides de subir hasta las ruinas de su castillo para tener las mejores vistas de la ciudad.

Mulhouse

Si tienes tiempo no dudes en incluir esta ciudad en tu ruta, porque aunque se encuentra más alejada del resto de lugares, merece la pena visitar el mercadillo ubicado a los pies de la catedral. Si vas con niños les encantará el tiovivo y el tren de Papá Noel que recorre el casco histórico.

Un planeta por viajar – Blog de viajes

www.unplanetaporviajar.com

 

¡Sigue a la Revista Urban Style en Instagram y Facebook para no perderte nada!

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

Echa un vistazo a

Ruta por los Costwolds

Dicen que los pueblos más bonitos de Inglaterra se encuentran aquí: una región plagada de …

Suscríbete GRATIS a la newsletter

No te pierdas nada de los contenidos que publicamos a diario, ahora Urban Style en tu correo.

No, gracias