viernes , 20 septiembre 2019
Home / Salud y Belleza / Alimentos para resetear tu piel tras el verano

Alimentos para resetear tu piel tras el verano

Además de una buena exfoliación e hidratación, incluir determinados alimentos en tu dieta te ayudará a reparar tu piel de las agresiones estivales.

En verano, con la continuada exposición al sol, las altas temperaturas, el agua del mar y la piscina nuestra piel se resiente, se vuelve más frágil, sensible y se deshidratada. Por ello, para paliar los efectos de estas agresiones externas, a la vuelta de las vacaciones es necesario someterla a unos cuidados extras, que la devuelvan toda su vitalidad y luminosidad. Hacer una buena exfoliación, aplicar mascarillas reparadoras e hidratarla a fondo día y noche, serán pasos imprescindibles en nuestra rutina de belleza de cara al otoño. Sin embargo, no basta cuidarla por fuera. Una buena nutrición es fundamental para repararla por dentro y conseguir “resetear” nuestra piel con éxito.

Desde www.nutritienda.com, tienda online líder en productos de salud y belleza, nos dan las pautas alimentarias para cuidar la piel en función del tipo que sea.

Pieles Secas

Las pieles secas se cuartean y pierden luminosidad y flexibilidad, provocando en muchas ocasiones enrojecimiento y tendencia a la escamación, a la tirantez y al picor. Si este es tu caso, necesitas hidratación y nutrición. Para ello lo ideal es incluir en tu dieta alimentos ricos en antioxidantes como la vitamina A y C. Además, los alimentos que contienen buenas dosis de betacaroteno resultan buenos para restaurar esas zonas dañadas. En este grupo entran los vegetales de hoja verde (espinacas) y frutas y verduras de colores anaranjados y amarillos: albaricoques, pimientos amarillos y rojos, zanahorias y calabazas. Por otro lado, los productos ricos en vitamina B2 te ayudarán a darle brillo a tu piel. Aquí se incluyen aquellos de origen animal como carnes y los que contienen vitamina A como los huevos.

Por último los alimentos ricos en zinc (germen de trigo, sardinas…) te ayudarán a reparar daños como la descamación, la picazón y te ayudarán a tener una dermis más suave.

Pieles Grasas

Si tu piel tiene una textura irregular, brillos en la zona T, puntos negros… tu tipo de piel es grasa. Este tipo de dermis normalmente presenta un exceso de sebo que provoca la obstrucción de los poros, dando lugar a imperfecciones como granitos, puntos negros y brillos. Los alimentos que primero debemos tener en cuenta para mejorar este tipo de piel son las frutas, especialmente las fresas, que producen un efecto antiinflamatorio y evitan la inflamación que daría lugar a una sobreproducción de sebo; la piña, que gracias a su contenido de bromelina ayuda a la degradación de las proteínas y favorece la absorción intestinal evitando excesos de toxinas y lípidos (justo lo que intentamos eliminar a través de la piel); y el limón, que remueve las células muertas gracias a su contenido en ácido alpha hidroxi.

Por otro lado, a este tipo de pieles, les favorece el consumo de alimentos con elevado poder diurético como las alcachofas o el pepino que, también, tiene un efecto calmante y refrescante para la piel (efectos que puedes potenciar si lo usas para tus tratamientos faciales externos). Además, para favorecer el efecto antiinflamatorio, lo ideal es incluir alimentos ricos en omega 3, como el salmón, la trucha y la caballa.

Pieles Normales

Si tu piel es suave y firme, libre de imperfecciones y con un leve tono rosáceo, ¡Enhorabuena! , tu piel es normal y lo único que tienes que hacer es preocuparte por mantenerla sana. Para ello, incluye en tu alimentación un plus de energía y antioxidantes. Tus alimentos aliados serán el tomate, la zanahoria y la naranja.

En cualquier caso, independientemente del tipo de piel que tengas, es indispensable beber mucha agua y evitar los alimentos muy salados y ricos en sodio ya que retienen líquidos y acentúan la aparición de bolsas y ojeras.

Echa un vistazo a

Consejos para lucir un pelo sano después del verano

Puede que, tras el paso del verano, tu pelo esté pidiendo a gritos una recuperación …