lunes , 18 diciembre 2017
Home / Lifestyle / Jardinería / Una pequeña selección de bulbos para plantar en otoño

Una pequeña selección de bulbos para plantar en otoño

Durante este mes de noviembre aún estáis a tiempo de plantar los bulbos de floración primaveral. Se pueden plantar tanto en el jardín como en maceta. Recordad que en maceta se plantan a menor profundidad y con menos separación.

Las flores procedentes de bulbos son las más seguras. Siempre salen, porque cada bulbo cuenta ya con su principio de crecimiento floral. A la hora de escoger los bulbos, deberéis seleccionar los más grandes, los que no tengan “heridas” y de consistencia firme. Para plantarlos, mejor hacerlo en un sustrato rico en materia orgánica y bien drenado.

Durante la plantación es fundamental tener en cuenta la profundidad que requiere cada especie ya que esto puede delimitar su desarrollo. Una regla general que se puede seguir es que el agujero de plantación debe tener una profundidad que sea el doble del tamaño del bulbo. Lo que tienen en común los bulbos de otoño es que deben pasar unas semanas de frío para activar su desarrollo. Entre los bulbos de otoño destacan:

Tulipanes: probablemente son los bulbos más populares, los hay de muchísimos colores y con pétalos variados con los que podemos crear vistosas composiciones. Se suelen plantar a una profundidad de 8-10 cm y a una distancia entre ellos de 10-12cm. Los tulipanes prefieren exposiciones soleadas así que reservad esa zona del jardín o terraza para ellos.

Narcisos: estas delicadas flores alcanzan una altura de unos 50 cm. Para disfrutar de estas flores a partir del mes de marzo, deberéis plantarlas este mes, a una profundidad de 10-15 cm y con una separación ente ellos de unos 6-8 cm.

Jacintos: Los jacintos son de los bulbos de menor tamaño, su altura como máximo alcanza los 30 cm. Sus densas inflorescencias los hacen ideales para composiciones en macetas, y llenarán de color y aroma cualquier rincón.

Muscaris: Quizás es uno de los bulbos más desconocidos, pero son una opción muy interesante para plantarlos en macetas o acompañados de otros bulbos. Deberéis plantarlos a unos 5 cm de profundidad y a una distancia de unos 2-3cm entre ellos.

Los bulbos se pueden cultivar en contenedor o en el propio suelo del jardín, sin embargo, hay que tomar una serie de medidas para adecuar el terreno.

  1. Preparar el suelo: extender sobre el terreno destinado al macizo de bulbos una generosa capa de mantillo desinfectado y entrecavarlo con el suelo. No conviene que la tierra esté dura a la hora de plantar bulbos.
  2. Plantar en el suelo: la separación ideal es entre 10 y 20 cm. Colocar delante los ejemplares más pequeños y detrás las gigantescas.

Una vez plantados, hay que ubicarlos en un lugar iluminado y regar cuando la tierra esté seca, con cuidado de no encharcar el terreno, pues todos los bulbos son muy propensos a pudrirse en terrenos demasiado húmedos.

Más información en www.viverossanchez.com
www.blueclean.es

Echa un vistazo a

Labores de verano

Las plantas bianuales se pueden sembrar ya para la floración de otoño-invernal, así como las anuales de ciclo muy corto y que tendrán tiempo de florecer antes de la llegada de los fríos.