lunes , 18 diciembre 2017
Home / Lifestyle / Gastronomía / ¡Tiempo de barbacoas!

¡Tiempo de barbacoas!

Consejos e ideas para saborear el verano

27226E6152524C919EF76A968374AE37Mario De Lucas Hernández
(Grupolino)

Aunque la parrilla (barbacoa sin tapa) se utiliza desde tiempos inmemoriales para asar en unas ascuas de Sarmiento unas chuletillas, choricillos o pancetas -una delicia de este mundo- es la barbacoa (con el añadido de su tapa) la que en los últimos años ha generado más adictos.

Hoy en día existe una verdadera cultura de la barbacoa. Todo empieza a la hora de elegir el tipo de aparato que necesitamos, tanto por el modelo (las de cúpula redonda tipo bola son bastante interesantes) como por el volumen de gente para la que vamos a cocinar o el tipo de elaboraciones que vamos a preparar. Para que os hagáis una idea, con un diámetro de 40/45 cm. podemos preparar una buena cena o almuerzo para unas 12/14 personas siempre que nos organicemos bien y vayamos preparando con tiempo los productos que más tardan como el cerdo o las piezas más grandes y dejando para el final las guarniciones y piezas más pequeñas como unas chuletillas de cordero que se hacen en un momento.

barbacoa-portada

Normalmente utilizamos como elemento calórico el carbón vegetal. Podríamos partir de leña para llegar a un resultado parecido ya que el carbón vegetal es eso, un derivado de la quema de madera con el que ahorrarnos esa parte del proceso. Existen diferentes tipos de carbón y os recomiendo que sea de cierta calidad porque un mal carbón puede arruinarnos la barbacoa. Pasa lo mismo con la forma de encender el fuego: si podemos utilizar pequeñas astillas o piñas secas sería ideal, si no, podemos usar una pastilla aunque nos puede dejar algún “saborcillo”. Y por favor, nunca utilicéis alcohol o gasolina ya que esto sí que arruinaría definitivamente nuestra barbacoa.

barbecues-1408806_1280

Más allá de las típicas carnes, que todos conocemos, el añadido de la cúpula a la parrilla de siempre ha hecho que esta se convierta en un horno que nos dará el maravilloso toque ahumado de las brasas. Esto nos abre un abanico de posibilidades increíbles ya que podemos hacer cualquier cosa que haríamos en un horno: desde primeros platos (pudin, verduras rellenas o asadas) hasta postres como un rico brownie.

meat-1440105

Los aliños son otra parte importantísima de las barbacoas, pero no solo hablamos de la salsa homónima a base de tomate, azúcar y picantes más o menos suaves. Hablamos también de los chimichurris de origen argentino que, más o menos por simplificar, sería una vinagreta muy especiada y algo picante, ideal para acompañar y aligerar las carnes más grasas.

Pero el mundo barbacoa no acaba en la panceta, el chorizo o un buen chuletón. Desde aquí os animo a probar cosas nuevas: pescados grasos como el salmón o la sardina; el marisco que, aunque más caro sale de maravilla; o, por qué no, un buen bogavante abierto a la mitad… ¡un día es un día!

De hecho podemos hacer hasta ensaladas: pasa la lechuga por las ascuas y dale ese toque ahumado añadiéndolo al resto de los ingredientes. Y lo mismo con la sangría, a la que también podemos dar el “toque” pasando los limones y naranjas para que cojan el aroma a humo.

Y para terminar, si no os da tiempo al brownie que comentamos al principio del artículo, simplemente unas frutas a la parrilla os harán un postre diferente y veraniego.

Espero haberos dado alguna idea para que este veranito disfrutéis un poco más de la barbacoa aunque, siendo sinceros, lo único que puede hacer una barbacoa espectacular es la compañía.

Feliz verano y que tengáis unas sabrosas vacaciones.

Echa un vistazo a

Gazpacho, un plato sano y apetecible más allá del verano

Descubre la historia del gazpacho, los tipos que existen y los ingredientes para conseguir un gazpacho perfecto.