viernes , 20 octubre 2017
Home / Moda / Tengo una boda: ¿Qué me pongo?

Tengo una boda: ¿Qué me pongo?

Cuando vamos a una boda, nos gusta que se fijen en nosotros, destacar entre el resto de los invitados por nuestros estilismos. En este artículo te vamos a dar las claves para que seas la invitada perfecta en cualquier tipo de boda, sea religiosa o civil.

Colores: hay dos colores que deberíamos evitar en una boda: el negro y el blanco. Si no hay especificaciones en cuanto a la etiqueta, tendremos mayor margen de maniobra, eso sí, siempre dentro de unos límites marcados por la convención social. Dentro de lo que hemos comentado, podemos probar la combinación de distintos colores para lograr un efecto interesante, siempre que no llame la atención en exceso. Por ejemplo, podemos utilizar complementos de otro color o joyas que contribuyan a romper con una imagen monocromática y monótona. Recuerda, eso sí, que hay que huir de los colores que no nos favorezcan y evitar piezas que desentonen durante la ceremonia, como pueden ser las gafas de sol. En cuanto a las tonalidades y las combinaciones de color, hoy por hoy son tendencia los colores fuertes y las combinaciones que antes creíamos imposibles.

Largo o corto: las bodas de mañana o mediodía imponen un vestido corto o de cóctel, pudiendo incorporar pamela, tocado o mantilla siempre que no resulten muy llamativas; recuerda que el protagonismo tiene que ser de la novia y, como mucho, de la madrina. Las bodas vespertinas o nocturnas aconsejan el uso de vestido largo y prescindir de esos accesorios o complementos; en todo caso, existe mayor libertad para llevar el vestido que quieras que durante el día. Si puede ser, evita los escotes muy pronunciados, en especial en las bodas religiosas.

Joyas y maquillaje. El uso de joyas sigue la siguiente lógica: más vistosas de día, más discretas de noche, aunque en ningún caso se recomienda que abusemos de su uso. Por el contrario, el maquillaje ha de ser más discreto de día y puede ser más llamativo de noche, en consonancia con las horas de la celebración.

En cuanto a los zapatos, sabemos que quieres estar perfecta, pero piensa que vas a estar todo el día con ellos, así que te aconsejamos que optes por unos zapatos de tacón cómodos y busques algún tipo de protección para que no te toque sufrir. En cualquier caso, aunque se haya impuesto casi como una costumbre, no aconsejamos llevar otro par de zapatos para cambiarlos durante el cóctel o el banquete.

Echa un vistazo a

Una alfombra roja de película

El Festival de Cine de San Sebastián convirtió a la ciudad vasca en un desfile improvisado con marcado acento español. Repasamos los mejores looks de este festival internacional.