miércoles , 24 octubre 2018
Home / Urban Signature / Regaliz para dos / Regaliz para dos

Regaliz para dos

Sonando: Heroes (David Bowie)

– ¿Quién eres tú? – Preguntó dubitativo y extrañado.
– Soy una especie de zancadilla. Tu tropezón, tu
piedra en el camino -.
– Pero no siento haberme caído. Es más: a veces
creo que floto, que vuelo -.
– Quizá vueles porque yo te empujara desde
aquel balcón. ¿Lo recuerdas? -.
– Lo recuerdo, así es. ¿Llevo volando desde entonces?
-. Abrió mucho los ojos.
– Tú ya volabas antes. ¿Y sabes qué? Que tú me
enseñaste a volar -.
– Pero… – Su expresión era cada vez más incierta.

– Pensé que me habías empujado, y…
– No tuve más remedio. Llevaba tiempo admirándote
volar, no iba a permitir que dejaras de
hacerlo. –
– ¿Desde cuándo llevas aquí? -.
– He perdido la noción del tiempo. Un día se hizo
de noche y en la noche nos caímos. Y todavía seguimos
cayendo. –
– ¿Tú caes conmigo? -.
– Yo vuelo contigo -.
– Es curioso, porque “caer” y “volar” son términos
espacialmente opuestos -.
– Solo si piensas que cayendo no se vuela -. Le
miró fijamente. – Tienes las mejores alas que he
visto nunca -. Se sonrojó.
– Me gusta lo que dices -.
– Te lo repetiré cada día -.
– Espero que no se me olvide. Ya sabes, las palabras
se las lleva el viento… –
– Te lo escribiré. Y seré tu escritora favorita -.
Sonrió ampliamente, como se sonríe cuando uno
escucha lo que ansiaba tanto escuchar. Bajó la
mirada un segundo y de nuevo la fijó en la de ella.
– Y yo, ¿quién soy? -.
Se hizo un momento de silencio.
– Tú eres mi luz, mi sol, mi todo -. Le empujó
suavemente, batió sus alas y le siguió por el cielo
inmenso.

Pronto más regaliz para dos, amigos.

URBAN Style signature: Leticia San Andrés

Echa un vistazo a

Versos para tus ojos

Sonando: Fix you – Coldplay …y me sumergí en aquel mar de aguas cristalinas y …