jueves , 20 septiembre 2018
Home / Salud y Belleza / Puesta a punto para el nuevo curso

Puesta a punto para el nuevo curso

Aunque el año empieza en enero, es en septiembre, con la “vuelta al cole” y a la rutina, cuando muchos de nosotros nos proponemos hacer un cambio en nuestra vida. Después de un verano de excesos, llega el cargo de conciencia y los buenos propósitos: llevar una dieta sana, hacer más ejercicio… en definitiva, cuidarnos más, es un reto que marcamos siempre en nuestra agenda en esta época del año pero que no siempre terminamos cumpliendo.

¿Por qué fracasamos en este intento? Quizá el problema es que muchas veces nos fijamos metas imposibles. Y es que somos de extremos. Si durante meses hemos descuidado nuestra alimentación y hemos llevado una vida totalmente sedentaria, no podemos ahora compensar estos abusos con dietas estrictas y machacándonos en el gimnasio. En el
medio está la virtud. Y aunque lograr ese equilibrio tampoco es fácil, desde Urban Style te damos las claves para que tu puesta a punto para el nuevo curso sea todo un éxito.

ALIMENTACIÓN

Como decíamos, septiembre es para muchos el momento ideal para ponerse a plan. Y es que a la mayoría nos urge perder los kilos de más que hemos cogido durante las vacaciones. Sin embargo, para volver a nuestro peso no es necesario hacer régimen o pasar hambre. Unos cambios de hábitos en nuestra alimentación serán suficientes para recuperar nuestra figura y mantenernos en forma durante todo el curso.

Apuesta por alimentos frescos y destierra de tu nevera y despensa los productos procesados, ricos en conservantes, aditivos, azúcares y grasas trans perjudiciales para nuestra salud. Una buena fórmula es hacer la compra en el mercado donde encontraremos alimentos frescos, de temporada y, por lo general, de gran calidad.

Cocina de forma sana e intenta no añadir grasas poco saludables o frituras excesivas a tus platos. Cocinar al wok, al vapor, al horno o en el microondas es fácil y saludable.

Planifica tus comidas incluso antes de ir a la compra. Esto te ayudará a comprar solo lo necesario y a no saltarte tu plan de nutrición. Planificar, cocinar y congelar un día para comer el resto de la semana te obligará a llevar una dieta más ordenada.

Reduce o elimina el consumo de alcohol. Durante el verano es casi imposible no excederse con las cañas, la sangría, el tinto de verano y otros preparados. Sin embargo, estas bebidas nos aportan calorías sin ningún valor nutricional que podemos eliminar fácilmente diciendo adiós al alcohol en nuestro día a día.

Bebe mucho agua. El agua nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo y a mantener la correcta función de los órganos, por eso beber dos litros de agua al día debe convertirse en un hábito en nuestras vidas. Si te cuesta beber esa cantidad diaria de agua, puedes hacerlo en forma de infusiones, eso sí, siempre que no estén azucaradas.

EJERCICIO

Junto a una dieta saludable, la práctica habitual de ejercicio es la mejor y única manera de mantenerse en forma. Sin embargo, no se trata de convertirnos en deportistas de élite, basta con dar con aquella actividad que nos guste (de lo contrario terminaremos abandonándola) y que mejor se adapte a nuestro estado físico.

Actualmente disponemos de una gran oferta deportiva y aunque eso es bueno, a veces, decidirnos por una actividad u otra puede ser agobiante para quien se inicia en la rutina del ejercicio. Para ayudarte en tu decisión, desde Urban Style te proponemos cinco actividades deportivas que te ayudarán a ponerte en forma de manera global.

Caminar. Se trata de un ejercicio apto para todos los públicos que nos puede ayudar a mejorar nuestro estado físico en general (mejora nuestra circulación y nuestro sistema cardiovascular) y nuestra salud mental. Si bien caminar forma parte de nuestra actividad física diaria, para convertirlo en una práctica deportiva debemos hacerlo a un ritmo ligero, un poco más alto del habitual, para que nos demande un esfuerzo moderado. Además, debemos hacerlo durante al menos 30 minutos diarios, si bien lo ideal es ir aumentando el tiempo y la distancia recorrida cada día.

Nadar. Es uno de los ejercicios más completos que podemos realizar ya que implica la acción coordinada de prácticamente la totalidad de los músculos de nuestro cuerpo, que deben trabajar de forma sinérgica para avanzar y mantenernos a flote. Además, el agua nos ofrece un trabajo de resistencia sin impacto que puede ser beneficioso para nuestras articulaciones, al mismo tiempo que realizamos un trabajo aeróbico que mejora nuestro sistema cardiovascular. Eso sí, aprender bien la técnica de cada uno de los estilos antes de “lanzarnos a la piscina” es fundamental para prevenir posibles lesiones.

Pilates. Su objetivo principal no es la quema de calorías, sino reforzar la musculatura y aumentar el control, fuerza y flexibilidad de nuestro cuerpo. No obstante, como todo ejercicio físico, supone un aumento del gasto energético y, por tanto, también contribuye a mantener un peso equilibrado. Con más de 500 tipos de ejercicios que pueden ser practicados con diferentes intensidades, el Pilates es asequible a cualquier persona porque sobretodo respeta las capacidades y las necesidades individuales.

Yoga. Se ha convertido en un símbolo de vida sana. Su principal beneficio es que fortalece no sólo el cuerpo sino también la mente. Aunque muchos la consideran una disciplina física, practicarlo va más allá de trabajar o cultivar solamente el cuerpo a través de sus posturas. Si bien hace años que el yoga está de moda, nuevas variantes lo renuevan constantemente. Es el caso del yoga fly, una variante consistente en la unión de movimientos clásicos de yoga con otros de danza, gimnasia y acrobacias. Con esta modalidad se queman más calorías que con el yoga tradicional, alrededor de 450 calorías.

Crossfit. Es una técnica de entrenamiento que encadena movimientos de diferentes disciplinas al mismo tiempo, tales como la halterofilia, el entrenamiento metabólico o el gimnástico. Al tratarse de un ejercicio individual puede adaptarse a la condición física de cada persona. Las calorías que quemas con este deporte dependen de la actividad que hagas y de la intensidad.

Echa un vistazo a

Recuperación exprés del cabello y la piel tras el verano

El verano ya (casi) se ha acabado. Adiós al sol, la playa y la piscina. …