Miércoles , 16 Agosto 2017
Home / Lifestyle / Jardinería / Plantar árboles y arbustos a raíz desnuda

Plantar árboles y arbustos a raíz desnuda

árboles raíz 2

Si ya has diseñado tu jardín y deseas incorporar algún árbol o arbusto, no lo dudes, este es el último mes para plantar a raíz desnuda antes de que finalice su letargo invernal.

Introducir un árbol o arbusto en un jardín siempre es una tarea laboriosa. Lo primero que debes hacer es preparar el terreno y cavar un hoyo, lo suficientemente profundo para que todas sus raíces queden bajo tierra. En el mercado puedes encontrar plantas en contenedores o a raíz desnuda, siendo esta última una de las opciones más económicas y fáciles de manejar, transportar y plantar.

¿Cómo plantarlos?

Una vez las plantas han tirado sus hojas por acción del frío, los árboles caducifolios se pueden manejar sin problemas a raíz desnuda costando mucho menos trabajo su transporte y plantación, así como su precio. Para ello deberás ir abriendo hoyos generosos y cubriendo las raíces con la tierra extraída, enriqueciéndola con sustrato orgánico o abono.
Del mismo modo que puedes plantar árboles a raíz desnuda, puedes hacerlo con los arbustos o rosales, que encontrarás en tu centro de jardinería con sus raíces envueltas en turba. Hay que procurar que vayan bien etiquetadas, ya que al no poseer flores u hojas podrías plantar cosas que no esperabas. Es importante que la profundidad a la que introduzcas las raíces sea la misma que guardaba en el vivero, es decir, en el caso de las rosas con el injerto o zona prominente del cuello, a medio tapar.
Una vez ubicadas las plantas, recuerda cubrirlas con un poco de mantillo para favorecer su arraigo y protegerlas del frío, regándolas cuando veas que hace falta.

Más información en www.viverossanchez.com

 

Echa un vistazo a

Kokedamas

El término de Kokedama es una técnica japonesa: Koke (musgo) + Dama (bola), que define perfectamente la forma en la que las plantas ornamentales están cultivadas de manera que las raíces de las plantas se introducen dentro de una bola de musgo.