miércoles , 22 noviembre 2017
Home / Lifestyle / Tecnología / Mantenimiento básico de los equipos informáticos

Mantenimiento básico de los equipos informáticos

Para una correcta salud de nuestros equipos, conviene realizar una limpieza regular del interior siendo una operación sencilla, más fácil en PC’s que en portátiles

Los ordenadores, tanto PC’s como portátiles, están provistos de ventiladores que ayudan a la refrigeración de los componentes, convirtiéndolos en aspiradoras, que van acumulando en su interior las impurezas que están en aire: polvo, pelusas,… provocando así un mal funcionamiento.
Una manera de agravar esta situación, es el contacto con “los aceites esenciales”. Estos químicos presentes en los ambientadores se pegan a las impurezas, generando una amalgama que a la larga acaba bloqueando los ventiladores.
Es notable el aumento de esta dolencia informática, siendo cada vez más frecuente que nuestro taller parezca una perfumería, y según avances por los boxes de reparación puedas ir cambiando del eucalipto, al agua marina pasando por la lavanda.

Aunque el número uno como elemento dañino, es el “hachís”, es el rey de las averías por calentamiento. Su consumo en presencia de ordenadores, junto con las impurezas, genera una masa sólida que en poco tiempo bloquea totalmente los ventiladores y las toberas de refrigeración siendo tan dañino que no basta con una limpieza, ya que generalmente, hay que cambiar piezas para poder reparar el equipo.

En un equipo sobremesa, una vez retirada la tapa lateral veremos la acumulación de polvo en su interior, siendo más notable en el disipador del procesador, donde apreciaremos que el ventilador y las ranuras de refrigeración tienen una mayor densidad de impurezas, así como en la fuente de alimentación y tarjeta gráfica.

En un equipo portátil, la cosa se complica, ya que si queremos realizar una limpieza correcta, debemos desmontar el equipo, y para ello hay que tener ciertos conocimientos, sobre todo para que no nos sobren tornillos una vez que volvamos a montarlo.

¿Cómo retirar esas impurezas? Es muy importante tener nuestro equipo apagado. Para empezar, podríamos utilizar una aspiradora doméstica, pero esto sólo nos quitaría la suciedad que se encuentra más a mano. Debemos usarla con mucho cuidado, ya que se puede romper algún componente de la placa base, si lo golpeamos con la boquilla de aspiración.

Nosotros recomendamos directamente, aplicar el remedio más eficaz: Aire a presión. Debemos adquirir un bote de aire comprimido, especial para limpieza de equipos electrónicos (disponible en tiendas de informática), ya que debe ser sin humedad (el aire de las gasolineras no debe utilizarse), para que no dañe nuestros componentes. El precio ronda los 5-10 € por bote. Debemos realizar esta operación en un lugar donde no manchemos, ya que las impurezas salen despedidas en todas direcciones, esparciéndose a nuestro alrededor.
En un portátil, podríamos utilizar este método sin desmontarlo y aunque no sea 100% efectivo siempre ayudará. Debemos soplar por las ranuras que están en los laterales y en la parte de abajo.

Ahora que llegan las vacaciones y el calor aumenta, las averías por calentamiento son más frecuentes, por tanto para alargar la vida de sus equipos, realice una limpieza regular con aire comprimido y trabaje en un entorno más saludable: sin químicos y demás aditivos. Su equipo se lo agradecerá y su salud probablemente también.

 

Por Alfonso Robles

Cifra System

Echa un vistazo a

Copias de seguridad: una asignatura pendiente

¿Cómo nos protegemos para que toda nuestra información no se pierda? Poco a poco nos …