viernes , 20 octubre 2017
Home / Lifestyle / Jardinería / Los cinco mejores árboles de hoja caduca

Los cinco mejores árboles de hoja caduca

Cercis-siliquastrum

Los árboles caducifolios tienen un alto valor ornamental debido a los contrastes que presentan a lo largo del año. Queremos proponerte cinco de las especies más bonitas en jardinería para que elijas cuál es la que mejor se adapta a tu jardín.

Cercis siliquastrum: conocido como el “Árbol de Judas”, el Cercis cubren sus ramas a finales de abril y primeros de mayo por sus numerosas flores de color rosa vivo que aparecen antes que sus hojas. Este árbol requiere de sol, y es una de las mejores especies para suelos calcáreos y secos; porque soporta temperaturas extremas, veranos áridos, calurosos, e inviernos fríos.

Liquidambar styraciflua: procedente de los Estados Unidos, este árbol es verdaderamente espléndido cuando sus hojas se vuelven de un púrpura violáceo y carmesí. Se puede confundir por un Arce, pero la disposición alterna de sus hojas permite distinguirlo fácilmente de los Acer, que las tienen opuestas. Tiene un crecimiento piramidal, sobre todo de joven y tiene un desarrollo lento. Prosperan bien en los suelos frescos y algo profundos, temiendo los calcáreos o demasiado ácidos.

Acer platanoides: es una especie muy popular, de gran altura y rápido crecimiento. Sus grandes hojas, de cinco lóbulos profundos, se tornan amarillo oro en otoño. Exiten multitud de variedades como “Columnare” , “Drummondii”, “Globosum” y “Crimson King” entre otras. Son árboles robustos y vigorosos y están muy capacitados para formar pantallas, pues resisten perfectamente la polución, incluso en las zonas industriales. Estas variedades son rústicas y, salvo alguna excepción, poco exigentes respecto a la naturaleza del suelo, prefiriendo la mayoría tierras frescas y bien drenadas, más que los suelos áridos.

Prunus cerasifera “Atropurpurea”: Lo más llamativo son sus hojas color púrpura, traída de Irán hacia 1880. Las pequeñas flores, rosadas, luego blancas, se abren en marzo sobre un fondo de brotes rojo oscuro que comienzan a desarrollarse, lo que aumenta su valor. El Prunus cerasifera “Nigra” se distingue por sus ramas y hojas púrpura negruzcas y flores rosadas muy abundantes. Ambas pueden cultivarse como arbustos o utilizarse para formar setos.

Sorbus aucuparia: De crecimiento relativamente lento, este serbal, de ramas gruesas y derechas es perfecto para jardines pequeños. Sus extensas hojas de color verde oscuro constituyen el fondo sobre el cual surgen sus frutos rojos, agrupados en voluminosos ramilletes. Es un árbol rústico que prospera en casi todos los suelos y situaciones; soportando bastante bien la polución atmosférica, así como los vientos del mar. Aunque no viven muchos años compensan esta inferioridad con innegables cualidades de cultivo y de valor estético.

Más información en www.viverossanchez.com

Echa un vistazo a

Helechos: “Siempreverdes” desde hace milenios

Estas plantas siempreverdes de frescura y brillo espectacular aparecieron en la Tierra hace 300 millones de años.