Domingo , 20 Agosto 2017
Home / Lifestyle / Gastronomía / La seguridad en la cocina

La seguridad en la cocina

27226E6152524C919EF76A968374AE37Mario De Lucas Hernández
(Grupolino)

 

La cocina puede ser un sitio muy agradable pero a la vez es un sitio bastante peligroso. Si nos fijamos bien, la cocina es un lugar susceptible de producirse muchos accidentes: cortes, quemaduras, resbalones… por eso hay que tener mucho cuidado si no queremos que la cocina se convierta en un sitio problemático.

Sin embargo, siguiendo estas diez reglas básicas podemos conseguirlo:

1- Los fuegos. Quizá por su gran uso dentro de la cocina es uno de los puntos más problemáticos, aunque también es cierto que en las casas cada vez se utiliza menos los fuegos de gas ya que optamos por soluciones como la vitrocerámica, especialmente la de inducción, mucho más limpia y segura. Aún así, para evitar incidentes, asegúrate siempre de que están bien apagados, especialmente cuando vayas a salir de casa. Salvo cuando estés cocinando, no dejes nunca nada encima de ellos por si se pudieran encender de manera accidental. Si tienes niños en casa, te recomendamos que utilices unos dispositivos de seguridad para evitar que muevan los mandos.

2- Los cuchillos serían la segunda fuente de posibles problemas dentro de la cocina. Hay que tener mucho cuidado a la hora de utilizarlos y, sobre todo, ser conscientes de lo que podemos hacer con ellos. No debemos correr mucho a la hora de cortar…. A no ser que tengamos mucha práctica. Es frecuente pensar que un cuchillo con menor filo es menos peligroso que uno bien afilado, pero es totalmente falso ya que los primeros requieren que hagamos mucha más fuerza a la hora de ir a cortar y, ante un mal movimiento, podemos acabar con el cuchillo clavado en cualquier parte.

3- Ten mucho cuidado cuando estés calentando ollas con agua caliente y otros líquidos. Procura colocar las cazuelas siempre en los fuegos de dentro, los que están más pegados a la pared. Así, el riesgo de que se caigan al suelo por cualquier mal movimiento será mucho menor. Además, si estás cocinando y hay pequeños por la cocina, el cuidado que tienes que tener es mucho mayor.

4- Si estás trabajando con sartenes, procura colocar el mango de estas para adentro. Cubre siempre con una tapa lo que estés friendo e intenta secar un poco los alimentos antes de freírlos para que salten lo menos posible.

5- Uno de los accidentes más frecuentes dentro de la cocina son los resbalones. Para evitarlos, lo más recomendable es, cuando se nos caiga algo al suelo, recogerlo y limpiarlo inmediatamente.

6- Los aparatos eléctricos son también otra fuente de posibles problemas. Debemos tener mucho cuidado al manipularlos, pero especialmente a la hora de limpiarlos. Muchas veces se nos olvida desconectarlo de la corriente y podemos tener un gran susto en modo de descarga eléctrica.

7- Dado que en la cocina se guardan los productos de limpieza, las intoxicaciones también tienen que ser un punto a tener en cuenta. Mantén los productos siempre en su envase original para que no haya confusiones y lee bien las etiquetas antes de utilizarlos.

8- Ante un olor fuerte a gas, todas las personas que en este momento estén en la casa deberán abandonar el domicilio. Mientras se esté en el interior, no se deberá usar móviles , ni linternas, ni velas. Una vez fuera de la casa, llamar inmediatamente a los bomberos o protección civil.

9- Cuidado con el vapor de agua, no pienses que es inofensivo porque no lo es.

10- Por último, no está de más tener en la cocina un pequeño extintor para casos de emergencia.

Echa un vistazo a

La patata, tan común y tan desconocida

Un error bastante común cuando cocinamos la patata es que no sabemos diferenciarlas bien según sus variedades y usos. Aquí os dejamos unas aclaraciones que serán muy útiles y os ayudarán con la cesta de la compra.