miércoles , 12 diciembre 2018
Home / Lifestyle / Decoración / La importancia de utilizar los materiales correctos

La importancia de utilizar los materiales correctos

Érase una vez tres hermanos porcinos que decidieron independizarse. Cada uno decidió construirse una casita, siendo de paja la del pequeño, de madera la del mediano y de ladrillo visto la del mayor. El caso es que un día apareció un lobo con más hambre que Carpanta y…”.

¿Dónde quiero ir a parar con esto? Pues nada más y nada menos que a hablaros de la importancia de utilizar materiales correctos y de calidad para realizar un buen proyecto. ¡Ojo! Con “materiales de calidad” no me refiero necesariamente a materiales caros.

Así pues, en primer lugar, debemos elegir dónde vamos a ubicarlos. Tendremos que analizar el espacio y, en función del diseño a realizar, diferenciaremos las partes del  espacio en las siguientes categorías: suelos y paredes.

En los suelos buscaremos materiales adecuados, tanto al uso que le vamos a dar, como a otra serie de circunstancias que dependerán de nuestras prioridades. Tendremos que ver si va a ser un espacio de mucho tránsito y si los elementos que van a intervenir en su desgaste son o no agresivos para el material. Por ejemplo, en una casa con niños asilvestrados una buena opción será el porcelánico que, al ser más resistente, aguantará estoicamente las rebeliones de esos pequeños vikingos.

Otros factores a tener en cuenta serían el clima de la zona en que se ubique el inmueble, dándole la madera un toque más acogedor  y la cerámica o la piedra un puntito de frescor, el color, otorgando los tonos claros cierta sensación de amplitud al espacio y los oscuros mayor calidez, o la textura del mismo. El tacto del suelo con los pies descalzos es (al menos en mi caso) un punto muy importante para decidirse por un material u otro.

Un proyecto con un material inadecuado puede desmerecer  todo el trabajo creativo y técnico del mismo. Asimismo, si el material no está preparado para el uso al que se va a destinar, puede generar  problemas que restarán al espacio posibilidades respecto al uso pretendido.

En lo referente a los revestimientos de las paredes tendremos en cuenta, como en los suelos, el destino que queramos conferirle, la luminosidad de la estancia o la calidez que pretendamos darle a la misma. Analizaremos la luz que va a incidir en él y de qué manera, pues el material reflejará un aspecto distinto según la temperatura y cromática de la luz.

En este sentido, la madera es una opción que genera calidez y disimula las imperfecciones que pueda tener la pared siempre y cuando se rastreles. Tened en cuenta que forrar una habitación entera de madera puede dar la sensación de encajonamiento y cierta claustrofobia, así que una solución muy socorrida es limitarse a un zócalo perimetral o revestir solamente una de la paredes.

Los porcelánicos permiten una amplia variedad de opciones, tanto en lo que se refiere a los colores como a los relieves, formas 3D, espesores y resistencias que ofrecen. Así, podemos jugar con estos factores para dotar a nuestras paredes de un cierto dinamismo ficticio.

Otro material que está a la orden del día sería el hormigón, moderno y resistente, muy utilizado en locales comerciales y viviendas tipo loft, que les otorga un cierto toque industrial.  Este material conviene arroparlo con otros que lo hagan visualmente más acogedor.

Por último, la piedra ofrece otra serie de variantes a precio asequible y es perfecta tanto para suelos como para el revestimiento de paredes. En zonas calurosas es refrigerador natural, por lo que algo ahorrarás en aire acondicionado.

… así que, al ver que todos sus esfuerzos por derribar la preciosa casa de ladrillo eran en vano, decidió marcharse, exhausto y hambriento, con el rabo entre las patas. Y los hermanos porcinos cantaron y bailaron hasta las tantas en su nuevo hogar”.

Colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Todas las tendencias y novedades en decoración en www.porticada.com

Echa un vistazo a

Materiales nobles

No sé si me estoy haciendo mayor o exigente. El caso es que cada vez …