Domingo , 20 Agosto 2017
Home / Lifestyle / Viajes / Huelva, una ciudad para saborear

Huelva, una ciudad para saborear

Aunque cualquier excusa es buena para dejarse caer por esta ciudad andaluza, su reciente elección como Capital Gastronómica de 2017 hacen su visita casi obligada. 

La gastronomía siempre ha sido una de las principales señas de identidad de Huelva, reconocida mundialmente por la calidad y la exclusividad de muchos de sus productos autóctonos y por un recetario tradicional muy rico en matices. Sin embargo, los encantos de Huelva van mucho más allá de su brillante gastronomía.

La ciudad de Huelva, desconocida para la mayor parte de turistas, ofrece al visitante una gran variedad y riqueza de recursos turísticos y patrimoniales. Fronteriza con Portugal y bañada por el Océano Atlántico, limita al norte con la provincia de Badajoz y al este con las provincias de Sevilla y Cádiz. Precisamente por su estratégica situación geográfica a lo largo de los siglos Huelva ha sido testigo del paso de numerosas civilizaciones que han dejado una huella importante en el patrimonio arqueológico e industrial de la ciudad: desde fenicios, griegos, cartagineses, romanos, musulmanes… hasta llegar a la presencia inglesa de finales del siglo XIX. Esta circunstancia ha hecho de esta ciudad un lugar abierto y tolerante que se ha definido recientemente como “Puerta del Atlántico”.
Huelva se ha convertido en los últimos tiempos en uno de las ciudades andaluzas más visitadas por españoles y extranjeros. Se trata de un destino idóneo para un viaje aprovechando un puente, o hacer una escapada en verano si estás en la costa de Huelva veraneando.

 

La visita a la ciudad se puede centrar en tres ejes temáticos:
Por un lado, Huelva como capital del reino de Tartessos que ha dejado numerosas piezas de gran valor arqueológico en el Museo de Huelva. En segundo lugar, los lugares emblemáticos del legado inglés de finales del siglo XIX y principios del XX que han dejado en la ciudad las edificaciones más importantes.  En tercer lugar, Huelva es un lugar fundamental para comprender la gesta del Descubrimiento de América.  A cinco minutos en coche podrás visitar el Muelle de las Carabelas y el Monasterio de la Rábida, lugares que vieron partir las naves de Colón.
Por último, si os decidís a ir a Huelva, no podéis dejar de ir a su ría (hay un servicio de catamarán) para contemplar el atardecer. Es espectacular el colorido de malvas, violetas y anaranjados con el Paraje Natural Marismas del Odiel al fondo. Lo mismo verás a los pies del Santuario de Nuestra Señora de la Cinta, patrona de la ciudad.

 

Muelle del Río Tinto
Se trata de una compleja obra de ingeniería mandada construir por la empresa británica Río Tinto Company Limited. Es el punto final de la vía férrea que traía el mineral extraído de las minas de Río Tinto hasta la capital, y punto de embarque de la mercancía vía marítima.
Fue diseñado por Sir George Barclay Bruce y Thomas Gibson entre los años 1874 y 1876, siguiendo las pautas de la Torre Eiffel. Es una estructura metálica, construida en madera y hierro, con dos alturas. Tiene una longitud de 1.165 metros, de los cuales unos 500 se adentran sobre el río Odiel. En la actualidad, constituye un agradable lugar para pasear, y un excelente mirador, especialmente el tramo sobre el Odiel.

Monasterio de Santa María de La Rábida
Comúnmente denominado Monasterio de La Rábida, este monasterio franciscano está ubicado en el término municipal de Palos de la Frontera, en la provincia de Huelva. Erigido en los siglos XIV-XV, sobresalen por su interés artístico la iglesia gótico-mudéjar, las estancias decoradas con frescos de Daniel Vázquez Díaz, el claustro y el museo, donde se conservan numerosos objetos conmemorativos del Descubrimiento de América y una escultura de la advocación mariana bajo la que se encuentra el convento, Nª Sª de los Milagros o Santa María de la Rábida, imagen de estilo gótico del siglo XIII aproximadamente, realizada en alabastro.

Catedral de Huelva
De entre todas las iglesias de la ciudad, la iglesia parroquial de la Merced fue elegida, por su historia y fisonomía, como sede del cabildo y catedral al ser desgajada la diócesis de Huelva de la Archidiócesis de Sevilla el 26 de noviembre de 1953. La iglesia se estrenó como catedral de Huelva el 15 de marzo de 1954.

Echa un vistazo a

Andorra, más que nieve

Naturaleza, deporte, arte, compras... y también destino de peregrinación, el santuario de Meritxell, incorporado a la Ruta Mariana, nuevo icono del país de los Pirineos.