viernes , 20 octubre 2017
Home / Salud y Belleza / El síndrome del ordenador

El síndrome del ordenador

sindrome-ordenador

La sintomatología del Síndrome del Ordenador es muy diversa. Los problemas pueden tener un trasfondo visual y como consecuencia una visión borrosa, lagrimeo, fatiga, fotofobia, visión doble, además de un trasfondo ocular y dolor, sensación de arenilla, sequedad, rojez, quemazón o pesadez. Puede incluso tener una causa sistémica y provocar cefaleas, náuseas, vértigo, etc. Otras causas pueden ser la musculo-esquelética, que provoca rigidez o dolor de hombros, cuello, espalda, brazos, muñeca y mano; o la cutánea y tener como consecuencia sensación de quemazón o picor en la cara, eritemas, cara rojiza, hinchazón, rosácea.
Los factores que favorecen estos síntomas suelen ser oculares: defectos refractivos mal corregidos, (miopía, hipermetropía, astigmatismo), trastornos de acomodación, insuficiencia de convergencia, lentes de contacto o factores ambientales y ergonómicos. También puede deberse al lugar de trabajo mal iluminado, resolución de la pantalla deficiente, reflejos y brillos excesivos, mala ventilación, excesivo número de horas sin realizar pausas, estrés, alteraciones físicas o problemas emocionales.

El problema visual
Si la pantalla está situada en una posición elevada en relación a la dirección de la mirada, la posición de los ojos implica un aumento de la abertura palpebral, que trae como consecuencia una mayor exposición de la superficie ocular y por tanto una mayor evaporación de la lágrima.
La frecuencia del parpadeo normal en el adulto es de 12 a 20 veces por minuto y está bajo el control del sistema nervioso central, juega un papel importante en esta situación la ruptura de la película lagrimal. Existen diversos estímulos que desencadenan este reflejo como son el estrés, el miedo, la preocupación, etc. Frente al ordenador la frecuencia del parpadeo disminuye de una media de 18,4 a 3,6 veces por minuto.
La optimización de las condiciones de trabajo juega un papel fundamental y es recomendable atender al grado de humedad ambiental, evitar el humo de tabaco, conseguir una iluminación adecuada preferiblemente indirecta, evitar los reflejos de las ventanas, hacer pausa de 10 minutos por cada hora de trabajo con ordenador, utilizar un sillón ergonómico, etc. El borde superior de la pantalla debe estar a la altura de los ojos del usuario con un ángulo de 30° y a unos 50 a 70 cm. de distancia. Los filtros antirreflectantes -filtros de luz azul- de los que disponen las pantallas de buena calidad, ayudan a evitar la fatiga.

Preste especial atención
Como usuario de pantallas, debe corregir los defectos refractivos, controlar periódicamente las lentes de contacto y usar lágrimas artificiales. Debe prestar especial atención a estos consejos si padece conjuntivitis alérgica, problemas psicológicos, menopausia o enfermedades autoinmunes, o si está en tratamiento con psicotrópicos, antihipertensivos, contra el acné, determinados colirios, antihistamínicos…

Consejo: Es aconsejable que las personas que trabajan con ordenadores consulten con un profesional de la visión.

 

Autor: Fernando Prieto Sánchez, Óptico optometrista.columna-anfer-optica
Más noticias sobre Salud Visual en anferoptica.com

Echa un vistazo a

¿Cuándo empiezan a salir los primeros dientes temporales?

En torno a los cuatro meses, ya pueden erupcionar los primeros dientes del bebé. Sin embargo, si al año no le han salido, no hay por qué preocuparse.