Martes , 22 Agosto 2017
Home / Lifestyle / Decoración / Dormitorio para dos

Dormitorio para dos

Entramos en el mes de mayo y comenzamos a escuchar las lejanas campanas de boda de aquellos jóvenes (o no tanto) que, ilusionados (o no tanto), se acercan al altar para contraer nupcias con el presunto amor de su vida. Es a partir de aquí cuando, si no se ha cedido anteriormente, la convivencia se hace inevitable y las tomas de decisiones conjuntas (o no tanto) se multiplican hasta el infinito.

Y una decisión fundamental, que es posible que nos traiga más de un dolor de cabeza, es la concerniente al ambiente y decoración que le queramos dar al dormitorio compartido por la pareja. Es aquí donde los niveles de consenso tienen que llegar a máximos históricos, pues es el lugar donde vamos a compartir sueños y arrumacos el resto de nuestras vidas… hasta que los ronquidos nos separen.

No olvidemos ser generosos y comprensivos con nuestra otra parte a la hora de tomar ciertas decisiones. Entre el negro y el blanco hay muchas tonalidades de gris y, lejos de imponer nuestro criterio por narices, tendremos que acercarnos lo más posible a un punto de encuentro que evite futuros posibles reproches.

De todos modos desde Porticada os vamos a echar un pequeño capote para desequilibrar la balanza en favor de uno u otro en caso de dudas.

 

Comencemos por el color de la estancia. Tengamos en cuenta que nuestra habitación va a ser un rincón de descanso y sosiego, un lugar donde relajarnos y hacer descansar a nuestros sentidos. Es por esto que en ocasiones buscaremos colores suaves y claros  que no nos alteren. Recomendables siempre para esta finalidad son los tonos pastel (verde, amarillo, azul, morado,…). Además, los tonos oscuros darán sensación de estrechez a la habitación.

Esto, por supuesto, va siempre con los gustos de cada uno, ya que lo que a unos les relaja a otros les deprime. Habrá quien prefiera papeles pintados con estampados de distinta viveza e, incluso, quien opte por fotografías a modo de mural (un bonito paisaje natural, el perfil de una gran ciudad, etc.).

En cuanto a la luz de la habitación es un elemento clave. Podremos jugar con ella dándole distintos ambientes a la habitación. Lo haremos estableciendo distintos puntos de luz y controlando la luz natural con cortinas y estores.

En cuanto a la decoración, cada pareja es distinta y a este respecto poco podemos aportar. Los cabeceros se adaptan a los distintos gustos: camas totalmente tapizadas que se desenfundan y aportan un estilo más desenfadado; cabeceros que se articulan para facilitar la lectura en la cama; frisos asimétricos que revisten tu pared reinventando el concepto de cabecero; cabeceros en capitoné donde elegimos la forma, medidas y textil que deseemos… Nosotros, en concreto, somos amantes de lo ecléctico y nos gusta mezclar lo moderno con piezas clásicas (una que personalmente me encanta es ese buró que rememora las amorosas cartas que nuestros abuelos escribían con excelente caligrafía a nuestras enamoradas abuelas y sin las cuales la mayoría de nosotros no estaría hoy aquí… ahora nos enviamos mensajes abreviados por Whatsapp y a rodar).

Por último, el tema central del dormitorio y origen de las más altas cotas de tensión en el proceso de decoración de nuestra habitación siempre va a ser la base de descanso. La elección del colchón y del somier puede ser muy controvertida, y es por esto que una excelente opción serán las camas articuladas. Cada uno elegirá colchón y somier según sus necesidades y gustos sin que se pierda ni un ápice del placer romántico de yacer juntos (a veces me pongo de un pedante…).

Lo que siempre aconsejamos es un colchón que se adapte a nuestro cuerpo para evitar dolores de espalda y garantizar un perfecto descanso. En ese sentido los materiales recomendados serán el látex y la viscoelástica, tanto para el colchón como para la almohada.

Después de estas breves pinceladas os toca a vosotros empezar a decidir. Si sobrevivís como pareja a esta importante toma de decisiones, os auguro un feliz y largo futuro juntos.

 

 

Todas las tendencias y novedades en decoración en www.porticada.com

Echa un vistazo a

Cortinas y estores

Debemos tener en cuenta la luminosidad de la habitación a la hora de decidirnos por una cortina tupida o una transparente. Esto incidirá directamente en la cantidad de luz que recibiremos del exterior.