miércoles , 22 noviembre 2017
Home / Lifestyle / Jardinería / Cuidado y mantenimiento de bonsáis

Cuidado y mantenimiento de bonsáis

bonsai-tree-viveros

Un bonsái consiste en el cuidado de un árbol en miniatura, que mediante delicadas y constantes técnicas de podado, trasplante, alambrado y pinzado, consigue crear una escena de la naturaleza.

El origen de esta técnica viene de la lejana y antigua China, donde los monjes meditaban mientras cuidaban y daban forma a estos pequeños árboles. Esta tradición ha llegado hasta nuestros días y son muchos los apasionados que se entregan al cuidado de un bonsái. Pero, ¿sabes cuáles son los cuidados del bonsái?

Los cuidados dependen mucho del tipo de bonsái, por lo general hay que cultivarlos en el exterior durante todo el año. No obstante, existen bonsáis de especies tropicales y subtropicales que han de protegerse de las temperaturas bajas durante la época más fría en un invernadero muy bien iluminado.

Debido al reducido tamaño del recipiente los riegos han de ser muy frecuentes pues el sustrato se seca con rapidez, pero siempre procurando dejar la tierra húmeda, no encharcada, pues las raíces podrían pudrirse. Para ello hay que garantizar un buen drenaje. Esto supone un lavado de nutrientes, por lo que hay que abonar regularmente. El abono más adecuado es el orgá­nico sólido y recomendamos abonar especialmente durante los períodos de crecimiento y formación de yemas.

Hay dos tipos de poda: la poda de mantenimiento y la poda de formación.

Poda de mantenimiento sirve para formar poco a poco el bonsái y para acentuar las formas deseadas. Para ello hay que podar las ramitas cuando tienen 7 u 8 pares de hojas, cortando por encima de los 2 o 3 primeros pares de hojas eliminando las hojas amarillas y los rebrotes del tronco.

Poda de formación consiste en podar drásticamente para darle la forma deseada. Estas podas se dan al inicio de la formación del bonsái para darle la forma inicial, dando lugar a grandes heridas que se debe untar con una pasta cicatrizante.

Cada 2 o 3 años la tierra se habrá agotado, por lo que será conveniente cambiarla y trasplantar el bonsái, siempre dependiendo de la especie, se hará de una u otra forma.

Más información en www.viverossanchez.com

Echa un vistazo a

Labores de verano

Las plantas bianuales se pueden sembrar ya para la floración de otoño-invernal, así como las anuales de ciclo muy corto y que tendrán tiempo de florecer antes de la llegada de los fríos.