Miércoles , 16 Agosto 2017
Home / Lifestyle / Decoración / Como en tu cama, en ningún sitio

Como en tu cama, en ningún sitio

portada_colchones

Queríamos empezar este artículo con una opinión muy personal, pero que muy pocos rebatirán: “No hay lugar en el mundo como la cama de uno”.

Y es que esa pequeña y mullida parcela, de la que nos sentimos auténticos terratenientes, es el verdadero paraíso en la tierra. De hecho, un sitio en el que te desplomas abatido por el calor del verano, te acurrucas bajo kilos y kilos de ropa en invierno, desconectas con un buen libro o película al final del día, te recuperas de un resfriado de caballo o, incluso, duermes (esto lo sabrán los que no tienen hijos pequeños).

Por ello tenemos que pensar que dormir en un buen colchón aumenta la calidad de vida. En el mercado hay una gran variedad de colchones. Existen muchos tipos de distintos materiales (de látex, espuma, muelles, muelle ensacado,…). La firmeza es la característica principal que debemos buscar a la hora de elegir tu siguiente colchón. Cierto es, que si hay gran variedad de materiales, también los hay de precios ya que existen desde los 100 euros a los más sofisticados cuyos precios pueden llegar a alcanzar los 3.000 euros.

Las claves de la elección
Debemos preguntarnos cómo dormimos, si de lado, boca arriba, boca abajo…En función de la postura escogeremos un tipo de colchón u otro ya que la firmeza será distinta para cada forma de dormir. Así, si dormimos de lado escogeremos un colchón con menos firmeza que si durmiésemos boca arriba.

El peso también es un factor importante ya que, si pesamos bastante, el colchón que escogeremos será un colchón duro para evitar que este se hunda. En cambio, en personas de poco peso, el colchón que escogeremos será con menos firmeza, algo más flexible para así distribuir mejor el peso.
Si tienes un sueño ligero y te mueves mucho, conviene un colchón firme que permita moverse sin esfuerzo y con una recuperación dinámica rápida para así evitar sensación de vacío en un cambio de postura rápido.

La temperatura y por consiguiente la sudoración condicionan a que escojamos un colchón más transpirable y fresco como pueden ser aquellos que tienen gel en alguna de las capas más cercanas al textil exterior. Si por el contrario eres una persona que tiene frio, la viscolástica es tu material, ya que guarda más el calor.
Otro factor a tener en cuenta son aquellos que requieren de bases especiales como las articuladas en cuyo caso el colchón ha de ser adaptable a los movimientos de esta y para ello, el látex, las espumaciones o los muelles ensacados serían nuestra opción.
Para aquellos que son asmáticos o tienen alergia a los ácaros, los colchones desenfundables son una buena alternativa ya que la funda puede lavarse o llevar a la tintorería. Los núcleos de estos colchones suelen ser de látex o espumación.

Tipos de colchones

  • Colchones de muelles. Son los más adecuados para las personas que pasan calor por las noches, ya que ventilan bien  al circular el aire más fácilmente que en los colchones de espumas, látex o viscoelástica.
  • Colchones de espumas. Recomendamos para personas muy delgadas o ligeras, son colchones recomendables para personas frioleras o si no te mueves mucho mientras duermes.
  • Colchones de Viscoelástica. Este material de célula abierta, es sensible a la temperatura corporal por lo que al tumbarnos le transmitimos calor al colchón y este reacciona creando un molde exacto de nuestro cuerpo. Este material cambia en función de la temperatura del cuerpo humano y del ambiente. Facilita la circulación sanguínea, se adapta a la forma del cuerpo y reduce los puntos de presión evitando que des vueltas en la cama, además este material está exento de sustancias nocivas para el medio ambiente y el ser humano.
  • Colchones de látex. Cuentan con un bloque de alta precisión, que se amolda inmediatamente a la forma, fisiología y anatomía de tu cuerpo. Adaptabilidad dinámica. Un colchón que te permite la máxima libertad de movimientos, aportando adaptabilidad y favoreciendo la correcta alineación de la columna vertebral.

tipos-colchonesES

El complemento pertecto para tu colchón
Las bases articuladas te permiten disfrutar de la cama (leer, ver la TV, relajarte…) manteniendo siempre un perfecto y saludable equilibrio postural.
Los arcones para aprovechar al máximo el espacio interior además de contar con un actual diseño gracias a sus formas y materiales.
Las bases fijas cuentan con la óptima combinación de sólidos y flexibles materiales para garantizarte la máxima durabilidad, estabilidad y robustez.

Todas las tendencias y novedades en decoración en www.porticada.com

 

Echa un vistazo a

Escoger el sofá idóneo

Atendiendo a la tapicería debemos tener varios factores en cuenta, como el uso que le vayamos a dar, la presencia de niños en casa, la decoración, el presupuesto…