Miércoles , 16 Agosto 2017
Home / Lifestyle / Jardinería / Bienvenido, otoño

Bienvenido, otoño

Con la llegada de octubre llega el cambio estacional, las hojas de las plantas caducas comienzan a pintarse de rojos, naranjas y amarillos olvidándose del verde.

jardin_otoño

Las plantas caducas comienzan a cambiar de colores llevando la magia al paisaje y a nuestros jardines. Árboles como las hayas, arces o álamos y arbustos como agracejos, cotoneaster o la parra virgen nos avisan de que el otoño ya ha llegado.
Por todo nuestro país se pueden ver los ríos con alineaciones de chopos (Populus sp.) que se vuelven amarillos realzando en el paisaje el serpenteante recorrido de los ríos. Los abedules (Betula sp.) y los Ginkgos también se visten de dorado creando preciosos puntos luminosos y fugaces en nuestros jardines y parques.

Pero sin lugar a dudas, los arces son los reyes del otoño (Acer sp.). Todos sus géneros cambian de color, desde el rojo intenso al amarillo eléctrico, dando un nuevo aspecto a jardines, parques e incluso los bosques de las montañas.

Los tonos rojos están de moda en esta temporada. Si en tu jardín tienes una parra virgen (Parthenocissus sp.) verás cómo cambia de color en estos días tomando un color rojo brillante que se va acentuando cuando recibe sol. Y es que la parra es, sin duda, una de las trepadoras más atractivas durante el otoño. Otra trepadora que también adquiere coloraciones otoñales es la parra (Vitis vinifera). Esta prefiere cambiar a colores rojos o anaranjados menos apagados, pero que pintan de igual modo nuestros jardines y nuestros campos de viñas, siendo un gran espectáculo en aquellas zonas donde su cultivo está tan arraigado como el valle del Duero y La Rioja.

Pero no sólo las hojas añaden color a nuestros jardines, muchos arbustos poseen preciosas bayas rojizas que aparecen durante esta época como puedan ser los ricos y dulces madroños (Arbutus unedo) una vez están maduros; los miles de frutos de los cotoneaster con su color naranja fuego; o los espinos blancos (Crataegus monogyna) que visten pequeñas bayas rojas.

El otoño, es sin lugar a dudas, un espectáculo de colores y texturas que se acentúan conforme nos situamos más hacia el norte.

Echa un vistazo a

Kokedamas

El término de Kokedama es una técnica japonesa: Koke (musgo) + Dama (bola), que define perfectamente la forma en la que las plantas ornamentales están cultivadas de manera que las raíces de las plantas se introducen dentro de una bola de musgo.